martes, 5 de febrero de 2013

Al Oeste.


Me voy,
me voy de este lugar,
de esta tierra de luz y viento,
de mar y montes desiertos
donde hay tanto
y a la vez tan poco...

Me voy al Oeste,
a un horizonte más de allá de éste,
más allá del Este.
Donde el cielo es igual de azul
y la noche semejante
en sus horas de luna y estrellas,
o al menos así lo espero.

Me voy a una tierra
de barras y estrellas,
burguer, béisbol y colas gigantes
donde la libertad es una dama francesa
exiliada en una pequeña isla
tantas veces divisada por ojos soñadores
en busca de una nueva vida.
Y aún se llora a unos gemelos de acero
que cayeron casi del cielo
hasta el mismo suelo por acción del odio.

Me voy a un lugar
dicen de sueños,
supongo que también de desvelos,
donde otros antes fueron
a escribir versos de ausencia y melancolía
tan llenos de metáforas...

Me voy,
me voy a Nueva York,
ciudad cosmopolita
de negros, blancos y amarillos,
ya no sé si quedarán cobrizos.
Ciudad de poesía,
ciudad también de poetas,
eso cuentan.

Es más, ya me he ido,
me he ido de cabeza
y de la cabeza,
así que si me ves por la calle
caminando como siempre,
cantando primaveras como nunca
y crees que soy yo
no lo soy, sólo es mi cuerpo
el que alza la mano,
sólo un ayer el que te saluda...
¡Oh César los que van a vivir te saludan!
Los que viajan sin irse, también...
¡Bye-bye!

Este es un viaje de ida
que no tiene vuelta,
aunque si regreso.
Es un viaje a la gran ciudad del Oeste,
latitud cuarenta grados, longitud, demasiada.
Mañana igual continúo viaje,
siempre al Oeste, al Oeste del Este
y de éste que aquí escribe,
siempre donde se pone el sol cada tarde...

Pero eso ya es otra historia
y quién sabe, tal vez otro poema.


acróbata

4 comentarios:

  1. Feliz viaje!!

    Besos, de los que no pesan ;-)

    ResponderEliminar
  2. Yo sí espero qUe vuelvas para seguir disfrutando de tus letras :)
    Un beso Acróbata!!

    ResponderEliminar
  3. También yo quiero viajar, y devorar esa manzana... quizá un día en cuerpo, de momento hoy solo en alma.

    ResponderEliminar