domingo, 20 de enero de 2013

Solo eso...


Unos labios sin destino,
los tuyos...
que como amantes de la mano
bajo la lluvia mansa de París
paseen completamente empapados
por los Campos Elíseos de mi cuerpo.

Unos dedos trémulos,
los tuyos...
que como nazarenos por Sevilla
en noches de pasión
procesionen cargados de fe
por el dédalo de callejuelas
que es el casco antiguo de mi piel.

Unos ojos de bosque,
los tuyos...
que colmados de dulces otoños
como la misma miel
guarden apresadas todas mis miradas
en el ámbar de sus pupilas.

No es tanto lo que escribo,
apenas todo lo conocido...
todo lo tuyo,
toda tú.
Solo eso.




acróbata

7 comentarios:

  1. Tanta belleza acalla los sentidos... Solo eso.

    Feliz domingo!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Juliette!!

    Que nada te acalle, que siempre tus silencios sean elegidos.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. :)

    Nunca París soñó con tanta delicadeza sumida en su/ y tu piel...

    Besos, poeta.

    Guapo, más que guapo!!!

    ResponderEliminar
  4. Hermoso poema...
    Grande descripción de sensaciones y sentimientos.
    Besos.

    PD. Invierno calentito ;)

    ResponderEliminar
  5. Me he detenido y he leído en lato la estrofa que hace referencia a Sevilla. Me ha encantado. De la universalidad de la procesión en Sevilla o la lluvia de París a la intimidad de dos cuerpos amándose. Muy bueno.

    ResponderEliminar