miércoles, 23 de enero de 2013

Pequeño aliento.


-Háblame del pasado.
-Mar.
-Está bien, y del presente.
-Tierra.
-De acuerdo, ahora del futuro.
-Cielo.
-Y de ti, háblame de ti.
-Fuego.
-¡Qué curioso!, los cuatro elementos.
-Sí, y yo, equidistante en ellos,
centro de ninguno y periferia de todos,
menos de mí...
-Pequeño aliento
en la eternidad del viento.


acróbata

5 comentarios:

  1. Interesante diálogo Acróbata. Buenos días!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Marcos. Un poema para ser recitado a dos voces.

    Buen día, amigo.

    ResponderEliminar
  3. ;-)

    Pues yo te "Soplo"...

    Fssuisssfisss...


    Besos, mi terroset de mel.
    ;-)

    ResponderEliminar
  4. Empecemos a ser centro de nosotros y periferia de nadie.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Vida, ese aliento...

    Saludos, Tomás. Buen día.

    ResponderEliminar