jueves, 17 de enero de 2013

Desde lo oscuro.


En blanco...

Como página yerma de letras
a la espera de una lluvia de versos
que no llega.

Como cama ausente de arrugas
en la desnudez de sábanas nuevas
vírgenes de toda huella.

Como mañana de niebla
envuelta en el frío suspiro
que aliento a aliento agiganta los silencios.

En la hora sin sombra
bajo el sol pálido del crudo invierno
en blanco.


acróbata

4 comentarios:

  1. agiganta es una palabra que devora!
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me gusta la hora sin sombra. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Este otro, sin embargo, es sensación. Una siente el silencio al leer, las palabras se esfuman y su significado deja de ser para formar sensación de en blanco, de vacío, de nada.
    Me gusta mucho.

    Besos poeta

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Alejandra, creo que has captado la esencia de este poema.

    Besos amiga.

    ResponderEliminar