sábado, 17 de noviembre de 2012

Lo llaman pasión.


Culebrean mis labios
por el alba de tu ombligo,
recorriendo a su paso
montes y valles,
desiertos y abismos
en el sinuoso camino
que busca el deseo de tu boca,
el ocaso de tu cuerpo.

Lo llaman pasión,
prefiero nombrarlo amor.


acróbata

8 comentarios:

  1. Guay¡¡ cuanta sensualidad. Feliz día un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Buenos días Acróbata! la pasión
    es una enfermedad, el amor un pecado
    si se llega a eso, nos decian, y
    todavía siguen...dando y más.
    Un abrazo
    Ángel-Iisidro.

    ResponderEliminar
  3. Ciertamente, hay pasiones que llevan al amor... es lo ideal, aunque pocas veces se cumple. Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Amor y pasión van de la mano.

    Lindo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Y nombrarlo tambien es pasión...

    Saludos, Tomás. Buen domingo.

    ResponderEliminar
  6. Mejor amor, sí. La pasión no es lo mismo, y además agota, exprime y te deja K.O ...

    Besitos.

    ResponderEliminar