martes, 27 de noviembre de 2012

Cuatro letras.


Aburrido de leerme siempre lo mismo
he buscado escribir un poema
donde no se lean las palabras
pasión, ojos, labios, boca, carne, cuerpo,
vientre, espalda, cuello, dedos,
besos, caricias, suspiros, gemidos,
cielo, fuego, mar, viento, tierra,
primavera, flor, rosa, rocío,
noche, día, sol, luna
Venus, Marte, Júpiter, Saturno,
yo, tú, nosotros,
mío, tuyo, nuestro...

Y al final de todo,
después de descartar tanta palabra
en el encuentro de un sentimiento,
¡del sentimiento!
Qué me ha quedado...

Me ha quedado,
en apenas una palabra de cuatro letras,
la esencia pura de la poesía...


Amor





acróbata

5 comentarios:

  1. Magnífico final.

    El amor es la esencia de casi todo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Y por él, aun existe el mundo. Nos salva.

    ResponderEliminar
  3. Sin él esto no tiene sentido...
    Qué gran verdad!

    Besos, cielo.

    ResponderEliminar