martes, 30 de octubre de 2012


Que gracia me hacen
los enanos que no paran
de mirar por encima del hombro.


acróbata

7 comentarios:

  1. Acróbata, no sé cómo había perdido el enlace a tu blog, no estaba en mis blogs y me he perdido un montón de entradas tuyas.
    Hoy te he encontrado, buscando entre antiguas entradas y mirando comentarios uno a uno,el que la sigue la consigue, es que no se me había ocurrido antes.
    Tu frase me parece muy aguda y certera.
    Un fuerte abrazo, que hace muchísimo que no sabía nada de ti.

    ResponderEliminar
  2. Hola Jana, me alegra verte de nuevo por aquí.

    Besos amiga.

    ResponderEliminar
  3. No sé si me pasó lo mismo que a Jana, pero también hacía mucho que no pasaba, a mí te trajo de nuevo tweeter, porque me fijé y estoy como seguidor.
    Ay, esos enanos que lo miran a uno de esa forma.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  4. Lo mismo que con Jana me alegra verte de nuevo por aquí Humberto.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Ay. Detecto un enano...

    Que tengas buen día, Tomás.

    ResponderEliminar
  6. Depende de lo que te susurren al oído...

    ResponderEliminar
  7. Como soy una enana...
    Igual fui yo quien te miraba por encima del hombro.
    :P

    Besos, requeteguapo.

    ResponderEliminar