viernes, 19 de octubre de 2012


Nunca se vive demasiado…

Porque la vida sorprende
desde el primero
hasta el último aliento.


acróbata

5 comentarios:

  1. Tienes razon, lastima que la vida sea tan corta...

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que sí...
    Y que luego las sorpresas, son como los días ya vividos, si eres capaz de abrir la ventana, o no.

    Besito grande, mi cosita guapa.

    ResponderEliminar
  3. Siempre se vive un minuto de menos, siempre queda algo pendiente, casi siempre pedir un perdon.

    ResponderEliminar
  4. Y no, por eso gastemos todas las sorpresas...

    Saludos, Tomás.

    ResponderEliminar
  5. (viviendo)

    la vida, es una secuencia de actos reflejos,
    el escondite perfecto de la rutina

    y es esa rutina, el precipicio mismo de las cosas,
    la herida en el pecho sin costura posible

    allí el corazón,
    ese músculo que dicen que no duele,

    mentira




    un placer

    ResponderEliminar