jueves, 20 de septiembre de 2012

Por qué...


Madre,
por qué me trajiste a este mundo…

A este mundo de puñales
que muerden la carne,
a este lugar de heridas
enterradas en sal viva,
a este páramo de llanto
donde no siempre hay consuelo.

Por qué madre.
Por qué…
Si este mundo no me quiere.


acróbata

12 comentarios:

  1. Yo también suelo hacer mucho esa pregunta.

    Y respondiendo a tu post anterior: claro que sos poeta!

    Un beso. O dos.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que mi madre también se hace esa pregunta, y la madre de mi madre se la hacía...

    Besos, con consuelo, requeteguapo.

    P.S. El mundo te quiere, tu mujer e hijas te quieren, yo te quiero, y estoy convencida de que muchos pensarán en ti antes de cerrar los ojos al acostarse, porque tú ya eres un mundo.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por vuestras palabras.

    Llevas razón, a quienes más quiero me quieren y así lo percibo en su mirada. Son momentos Eva los que me hacen escribir. A veces son de subida y otros de bajada. Es lo que tiene el ir por el tobogán de la vida.

    Por cierto, bien entendido (ya sabes que esto lo leen gentes de toda condición y pueden pensar lo que no es), que sé que es así como tú lo entiendes, yo también te quiero. Quiero a algunas personas de por aquí aunque no las conozca en persona. No son muchas, pero las que son me merecen la pena.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Por amor.


    Besos Tomás,
    aunque no lo creas,
    Por aquí también se te quiere.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Sandra.

    Es un sentimiento recíproco.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Para muchas personas serás su mundo y para ella desde donde esté también.

    Un abrazo Tomás

    ResponderEliminar
  7. Fué ELLA precisamente la que trajo al mundo a un ser lleno de sensibilidad, repleto de poesía en las visceras, un ser de espuma y sal, de olas y arenas, un ser de acrobacias en la vida, un ser que ama a su familia de forma especial, un ser a quienes mucho quieren y yo, te quiero mucho y aunque mis bajones producto de las situaciones de la vida que todos llevamos a veces me alejen algo, eres y serás:

    MI AMIGO

    Cuídate mucho Tomás, y no me hagas llorar carajo, que cada día lo hago más y las arrugas me aumentan.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por vuestras palabras.

    Uff...eso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Siempre habrá razones que no entendemos.
    De este lado, Don Principito, se le aprecia un montón.

    Saludo grandote.

    ResponderEliminar
  10. Es reciproco ese sentimiento amiga Luna.

    Me resulta curioso eso de Principito, es tan bonito y para mí encierra un gran significado, pues sí, aunque vivo el día a día bien despierto, sueño a todas horas. Muchas gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Muy buen poema. Me temo que no hay respuesta...

    ResponderEliminar
  12. No, no la hay...al menos yo no la hallo.

    Gracias Marcos por tu paso por aquí.

    ResponderEliminar