miércoles, 19 de septiembre de 2012

Peces.


Me preguntó:

-¿Eres poeta?- Y yo,
con toda mi buena fe, le contesté:

-No, sólo un exagerado más que juega
al adictivo juego de ponerle letras a la vida.

-Pero lo tuyo son versos.

-No lo sé, diría que son peces fuera del agua
boqueando vocales y consonantes.

-Estás loco.

-No, que va, eso es una exageración,
¿acaso tú eres poeta?

Y sin contestar marchó,
como marcha la palabra en pos del silencio…


acróbata

9 comentarios:

  1. Versos como peces fuera del agua...

    que boquean,

    y buscan ese oxígeno que
    llamamos poesía.

    A mí tus versos me dan aliento, para seguir saltando charcos.

    Besos,sin peceras.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Eva.

    Sos una gran amiga.

    Besos guapísima.

    ResponderEliminar
  3. jajaja reconócelo Tomás ¡estas loco¡


    Loco de palabras y por ellas.

    Como todos.


    Los poetas.

    Besos amigo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Sandra por lo de poeta, pero lo cierto es que a día de hoy esa palabra es demasiado ambiciosa para mí.

    Aficionado a las letras me gusta más como me queda.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Con lo que tú te sientas más cómodo Tomás. El hábito no hace al monje. Y el monje, en éste caso, desprende autenticidad, sensibilidad y belleza por los cuatro costaos, se llame como se llame.
    Besos aficionado a las letras.

    ResponderEliminar
  6. Tus peces están llenos de Vida...

    ResponderEliminar
  7. Y en ese silencio logras escribir las más bellas letras, porque eres: POETA

    ResponderEliminar
  8. Mayra, me enorgullece ser tu amigo.

    Besos desde esta orilla.

    ResponderEliminar