domingo, 9 de septiembre de 2012

Me sangra.


Me sangra la vida
en mayúsculas de cien heridas
y yo, pobre esclavo
de incontables letras rojas,
que gota a gota
corren por mis venas de papel,
perezco cada noche
en un charco de versos
llamado poesía.

acróbata

10 comentarios:

  1. Me gusta lo que escribes.
    Un gran saludo.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Que dejen de sangrarte las heridas... Y comienza a amanecer en tu poesía, porque es bella.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Cada vez más profundo y más grande Tomás.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Y cada mañana llega la resurrección.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Si, menos mal que tenemos el espíritu del Ave Fénix.
    El poder de las palabras, los sentimientos, el corazón, la vida....
    Precioso poema
    Besos Tomás

    ResponderEliminar
  7. Hola Tomás!!
    Tus gotas de sangre son pura poesía,pero por favor que no te sangre la vida!!, amanece sin heridas!!!,que tus versos seguirán siendo versos, en cada letra que tú escribas.

    Un fuerte abrazo con mi cariño!!!!

    ResponderEliminar
  8. Como dice Toro y dice el TITULO de mi última entrada, en la mañana la Resurrección...
    Deja que broten tus letras como circula tu sangre por las venas, deja salir a borbotones tus sentimientos en tu hermosa poesía.

    Abrazos de siempre, Tomás.

    ResponderEliminar