lunes, 10 de septiembre de 2012

Lunes.


Un lunes difícil deseó con toda su alma que siempre fuera sábado, y cuál no fue su sorpresa cuando al día siguiente amaneció sábado en vez de martes. Y así al día siguiente y al siguiente y al siguiente…Hasta que llego el tan temido momento en el que todos los días a pesar de ser sábado bien que parecían lunes, al menos así los sentía y los vivía el pobre hombre.


acróbata

4 comentarios:

  1. A veces pasa si, es tremendo y a la vez...


    Ya es lunes????


    Abrazos de siempre, amigo mío

    ResponderEliminar
  2. Pese a todo ya me gustaría a mí que todos fueran sábado...

    Me recordaste la peli Atrapado en el tiempo- o El día de la marmota.

    A veces deberíamos de vivir dos años el mismo día para entender el significado que cada instante perdido quería trasmitirnos.

    Besos, mi cosa guapa.

    ResponderEliminar
  3. Ese sí que terminó siendo un castigo, bien parecido a los del Infierno del Dante.
    Que mañana sea martes.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  4. Lo recuerdo: Hombre sábado....

    Saludos, Tomás.

    ResponderEliminar