miércoles, 12 de septiembre de 2012

En el laburo.


Al poeta
le ocupa tanto tiempo la letra
que no es gandulería
su mirar pasmado al espacio,
sino la búsqueda incesante
de un atajo seguro
a la monotonía del trabajo.

Oh, verbo trabajar
que mal conjugar tienes
en la primera persona del singular
habiendo plurales varios
en el laburo diario.

Viva la lírica del techo
y la oda al catre deshecho
siempre tan acorde
con el silencio de pensamiento
que demandan las meninges versadas
en el desgaste de almohadas.


acróbata

3 comentarios:

  1. Gastar almohadas, no es monotonía...

    (Un placentero trabajo...)

    Buenas tardes.

    ResponderEliminar
  2. "Todo es según el color del cristal con se mira" Me gustó el ritmo que lleva tu poema. Bien hecho.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno.
    Y, desde luego, qué mal conjugación tiene el verbo trabajar en primera persona :)

    Saludos.

    ResponderEliminar