sábado, 18 de agosto de 2012

Mientras vivo.


Yo no improviso con la vida
simplemente improviso mientras vivo…

Para mí no hay plan B
porque lo cierto es que nunca
me he hecho un plan A
con el que ir viviendo cada día.

He tratado de sobrevivir a la vigilia
de un amanecer en penumbra
refugiándome en los sueños
que se viven con los ojos detenidos
en el siguiente instante por llegar.
Y a pesar de despertar
en bastantes ocasiones
envuelto en el sudor del desengaño
cuando el sueño se ha tornado pesadilla
y el insomnio ha sido un fiel compañero,
nunca he renunciado a soñar.
Nunca he renunciado a la vida…


acróbata

5 comentarios:

  1. Tiene mérito tu actitud.
    Mucho.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Preciosa entrada, me gusta tu forma de vivir :)

    ResponderEliminar
  3. Yo incluso diría que esa es la actitud.

    Besitos, mi cosa guapa.

    Es una alegría leerte, siempre.

    ResponderEliminar
  4. Todo puede pasar, pero mientras, Vivir.
    A veces está un poco difícil, pero para eso, están los sueños.

    Saludote, Tomás.

    ResponderEliminar
  5. Una declaración de intenciones para los soñadores, acróbata. Admirable.

    ResponderEliminar