lunes, 9 de julio de 2012

Zumbido.


Al fin y al cabo
qué es una mosca sobre la pared
sino una mancha oscura
que se mueve cada poco…
Algo así como un olvido con alas
que se hace presente
en cuanto un zumbido del pasado
de nuevo se posa en la memoria.


acróbata

10 comentarios:

  1. y necesitamos espantarla de alguna manera, porque se vuelve quisquillosa...

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  2. Una mosca para mí es un reto, un mosquito una obsesión.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. hola queridisimo amigo:
    una vez mas,descalzo , estremecido e iluminado...de timidez y de nitidez.
    de calma,de entrega y de humanidad.

    besos, Lucia
    pd: obsequio


    Frecuente sensación de sopor,
    distancia cautiva de tierra ardiente
    incendio mio, confiado
    abriendo hambrientos abanicos de fuego
    bajo exhaustos libros desnudos,
    respirando expoliada humanidad
    testigo satisfecho de antiguos versos
    perseguida carne mortal,
    corriente laberíntica de sal
    que desemboca en la extensa certidumbre
    de un absurdo universo de silencios,
    explicaciones o promesas
    que interrumpen la quietud del crepúsculo
    la palabra justa, que renuncia a la voz
    en soledad absoluta, arrancando la ausencia
    y desgarrando el aliento,
    en un sordo grito despoblado,
    único testimonio del recuerdo
    inmóvil,inevitable y malherido.

    besos , tu amiga Lucia

    ResponderEliminar
  4. Hay contestaciones que implicarían el decir lo que no se quiere decir...

    Callo y que cada cual piense lo que en verdad quisiera escuchar como respuesta y lo que en realidad yo diría...

    Muchas gracias por vuestras palabras, siempre muy valoradas en este rincón.

    ResponderEliminar
  5. Qué difícil es aplastar algunos pasados...

    Buenas noches. Tomás.

    ResponderEliminar
  6. Yo, me quedo quietecita, calladita y absorta, es suficiente.

    Un abrazotote, amigo mío.

    ResponderEliminar
  7. Yo debo tener un avispero en la memoria...

    Besos, cosa guapa.

    ResponderEliminar
  8. Hola.
    Pasé a visitarte y descubrí, entre otras cosas, este original poema.
    Yo también me quedo a tu lado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar