martes, 26 de junio de 2012


Tal vez
lo más excepcional en mí
es que a pesar de tanta excepcionalidad
Dentro de lo común
que es mi vida cotidiana
continúo sin ser nada excepcional.


acróbata

7 comentarios:

  1. Simples mortales jeje, la vida cotidiana nos hace, por suerte, personas muy normales.
    Al menos a algunos/as.
    Besos Tomás.

    PD:Ya me avisarás cuando se ponga en marcha otro proyecto de recital y vengáis por aquí ;)

    ResponderEliminar
  2. Una muy buena reflexión. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. ¿Sin ser nada excepcional? seguro que no es así que tú eres una persona de lo más maravillosa lo que pasa que no te gusta reconocerlo.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Creo que lo común en estos tiempos, es excepcional...

    Saludo enorme, Tomás.

    ResponderEliminar
  5. Es lo que tiene, cada uno de nosotros es en sí excepcional, exactamente igual que todos los demás, eso es lo que nos convierte en seres semejantes

    Namasté

    ResponderEliminar
  6. Excepcionalmente excepcional eres...

    Que sí, que sí, que lo sé yo.

    Un beso, Tomás.

    ResponderEliminar