martes, 12 de junio de 2012

Desde el corazón.


Escribir desde el corazón
lo mucho que te inclina
en el largo camino de la vida,
poniéndole en todo momento
rostro, nombre y apellidos
a cada uno de las letras
que desnudan la esencia misma
donde nacen los sueños
y crecen las telarañas del miedo
que en ocasiones te embarga,
tiene el efecto secundario
de que todo el que te lea
ya no volverá nunca a mirarte
con los mismos ojos de antes.


acróbata

11 comentarios:

  1. Te mirará con ojos como platos de la maravilla de leerte y oirte recitar, estoy segura.

    Besos acróbata

    ResponderEliminar
  2. Hay de todo Alexssa. No todo el mundo es tan receptivo con mis letras.

    Un beso amiga.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, sólo sé que te seguiré mirando de la misma manera.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  4. Es que cada mirada cambia en un parpadeo (¿?).

    ResponderEliminar
  5. Encantada de conocerte Tomas!!. Seguiré mirando tus letras con la misma mirada de sorpresa y de alegría. De esperanza, al comprobar en ellas, que hay PERSONAS con mayúsculas en este mundo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por vuestras palabras. Evidentemente no puedo opinar al respecto, no os conozco fuera de aquí y por lo tanto me es imposible intentar leer en vuestros ojos cuando se cruzan con los míos.

    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  7. Busco almas abiertas sin caretas y por suerte se palpita en tu espacio.
    Gracias por brindarte.
    Te quería decir que me enamoré del relato de tu niño y los transformer.

    Beso.

    ResponderEliminar
  8. Cuando ves el rostro de quien escribe efectivamente ya no le puedes ver de la misma manera.
    Bellísima forma de exponerlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. ... y no sé si es bueno o es malo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. yo tampoco se si es bueno o malo, supongo que de las dos cosas...
    bueno y malo... pero podemos escoger quedarnos con las cosas buenas...

    un placer Tomás!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Bueno, yo no sé con qué ojos te miren, pero yo que ya van a ser cuatro años que te conozco, te miro de la misma manera que siempre te miré, y solamente veo un alma muy grande, que se desviste y se muestra tal cual es.
    Debo decir, que hoy te miro alguito diferente a cuando nos conocimos y nos hicimos amigos a pesar de la distancia, porque:

    Uyyyyyyyyyyyy, que lindo te ves puñetero, y otra vez tu pelo, jaaaaaaaa.

    Y dicen que recitaste, dónde, cuándo, ahhhhhhhhhhh, no se vale,que hace tiempo no te escucho.
    En fin, que eres Tomás, al derecho y al revés y para mi siempre serás el mismo.

    He dicho

    Besotesssssssss

    ResponderEliminar