domingo, 27 de mayo de 2012

Don nadie.


Lo bueno de ser un don nadie
es que prácticamente nadie
espera nada de ti,
y casi todo lo tuyo
pasa por completo desapercibido.
Lo bueno de ser un don nadie
es que apenas nadie
llega a decepcionarse contigo
y nada de tu existencia
escapa del anonimato más puro.
Lo bueno de ser un don nadie
es no sentirse reo
de un alguien que ni conoces
ni pierdes el sueño por conocer.
Lo mejor de ser un don nadie
es la sensación personal
de no tener nada
que demostrar a nadie
y no es poca esa liberación
en apariencia menor,
bastante lucha interna
el tratar de convencerse
uno a si mismo en todo momento.


acróbata

11 comentarios:

  1. Iba a decirte que yo personalmente disfruto mucho del anonimato y que como a ti, me proporciona hacer de mi capa un sayo. Pero no es cierto del todo porque para mi es algo casi patológico y confieso que me ha dado más de un quebradero de cabeza.

    Está entrada tuya me da que pensar.

    Me gustaría conocer tu opinión a cerca de cuál es el lado negativo de ser un don nadie.

    Besos amigo acróbata
    Besos anónimos

    ResponderEliminar
  2. En el anonimato se vive muy bien.
    Tranquilidad y paz.
    Que dure siempre.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Supongo que la parte negativa es que todo lo que tenga que ver con el mundo externo al tuyo cuesta un poco más de lo que debería. Pues al no llevar contigo un halo que te preceda de primeras se pone en duda todo lo tuyo. Este es el mayor inconveniente que veo para una persona de perfil bajo, para los que sólo saben vivir de puertas afuera supongo que todo será negativo. Pero bueno, eso ya es otra historia, pues no creo que este poema haga referencias a ese tipo de personalidad.

    Abrazos.

    P.d: En ocasiones envidio vuestro completo anonimato, para mí eso no es ser un don nadie. Un don nadie es alguien conocido ligeramente al que se le presupone un guión que los demás parece que entienden que debe de seguir para no romper la fuerza de la costumbre (tengo un poema al respecto de esta absurda fuerza)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, que a la que te descuidas estás en tu nube azul y el resto del mundo te es tan ajeno que .... Duele un poco, no?

      Y como que cuesta más obtener ciertos beneficios de la sociedad.
      Ya se a que tipo de Don Nadie te refieres.

      Yo creo que lo más relevante de ser un don nadie, que no un desperdicio de persona sino un completo desconocido, radica en el hecho de no tener expectadores. En el sentido de trascender, de que hablen de uno, de ser recordado .... Y eso es una necesidad propia de nuestra especie. Y como una pulsion no satisfecha, nos reprime y nos genera malestar.
      La diferencia, creo yo, está en los ámbitos a los que aspiramos. Yo en un ámbito semi privado soy feliz y hay quién necesita que el mudo entero lo conozca. Y ambas opciones son igualmente válidas. Creo que es una elección muy personal.

      Y bueno luego están los otros don nadies, pero ya sabemos que no estamos hablando de ellos.

      Bueno, ya te dije que me hiciste pensar, jajaja

      El mundo es un gran teatro y la vida la obra de cada uno ¿y que es una obra sin expectadores? Una vida en el más absoluto anonimato.

      Besos acróbata

      Eliminar
  4. Lo peor, la falta de concesión de créditos.

    ResponderEliminar
  5. Sin ser nadie, se vive felíz, sin presiones, sin tirones, sin intereses, sin dobleces de crear una fachada que se pinte de los colores de los demás, pero nunca se es totalmente un Don Nadie, poe ejemplo TU, eres para mi, un DON MUCHO, un gran hombre, acróbata, Tomás, mi amigo.

    Abrazos de siempre

    ResponderEliminar
  6. Lo cierto es que el mundo que me rodea y al que pertenezco (puedo asegurar que es muy amplio mi horizonte humano y me duelen las injusticias allá donde suceden) no me es ajeno. Yo respeto todo aquello que es respetable y para mí respetable es cualquier opción que respeta a los demás.

    Por dónde ibamos???, que me pierdo...
    Que de vueltas que va a dar el Don nadie...jajaja. Entiendo que este poema puede crear controversias, pues es bien fácil interpretarlo como una falta de protagonismo de la que me quejo y no es eso. Es tan sencillo como que yo siempre seré un don nadie, ya que no veo sintiéndome nunca como un don alguien. No es falta de autoestima, es simplemente que me gusta pasar desapercibido. Eso no quiere decir que me agrade que me encasillen o que yo tenga que actuar conforme a los parámetros de los que piensan que tienen derecho a decir como debe de vivir cada uno.

    En fin Alexssa, creo que me explico mejor en verso que en prosa. En todo caso como ya sabes la poesía es algo muy personal e íntimo que cada lector interioriza de manera distinta según le pille. Además, te voy a confesar un secretillo, yo escribo cada poema de un tirón y según el estado de ánimo que tenga en ese momento así sale. Unas veces me siento el rey del mambo y sale un poema casi redondo y otras un vil villano y salen unos versos llenos de aristas...Es lo que hay, qué quisiera yo, sentirme siempre estupendo.

    Un beso amiga anónima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpa acróbata, suelo utilizar la segunda persona como genérico, error.
      Cuando digo; a la que te descuidas .... Quiero decir; a la que uno se descuida.

      Tu poema se en entiende perfectamente Tomás, y te expresas genial también en prosa.
      Y esta misma tarde te agrego al fais para dejar de ser tan anónima ;-)
      Aunque te advierto que no tiene mucho interés jeje es un monográfico de mi hijo y mi mini familia.

      Besos acróbata
      Y no estiro más el Don Nadie.

      Eliminar
  7. Mayra, que yo también valoro muy mucho tu amistad y que siempre te tengo presente.

    Besos desde mi orilla.

    ResponderEliminar
  8. La falta de crédito llevará a Alabama al más completo de los desastres. No habrá teta que salve a tanto hombre con aspecto de ciervo.

    Saludos hombre destetado.

    ResponderEliminar
  9. Ni disfrazado de fantasma pasarías desapercibido.

    Acróbata, haciendo peripecias siempre con el filo de la palabra.

    Un beso, guapetón.

    ResponderEliminar