viernes, 11 de mayo de 2012

The dark eye.


El ojo está fijo,
mira y desnuda,
busca y persigue…
El gran ojo rojo
está parado en un mismo punto,
observa y registra
acosa y ultraja…
El gran ojo sin párpados
no ceja en su empeño,
nada está libre de él,
nada escapa a su mirada
que escudriña hasta el alma.
El gran ojo rojo sin párpados
de este tiempo convulso
que nos ha tocado vivir
quiere sangre, sangre y más sangre,
la quiere toda,
la tuya, la mía y la de todo ser viviente.
Y nosotros, pobres mortales,
indefensos ante el avance de lo oscuro.


acróbata

6 comentarios:

  1. Vienen a por nosotros.
    Con toda la artillería.
    Suerte!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Bueno Toro, no nos vamos a rendir tan fácil.

    Siempre me resultó esta obra: "El señor de los anillos", una metáfora perfecta de la eterna lucha del bien contra el mal.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Por un momento he pensado que hablabas de gran hermano ¡que susto!
    Jeje.
    Yo para esas cosas es que soy mu tonta y siempre creo que vencerá la bondad. Aunque a veces lo dudo un poco. Sólo. Un poco.

    Besos acróbata.

    ResponderEliminar
  4. Pues mira Alexssa no lo había pensado por ahí, pero ahora que lo dices igual nos llevamos un susto morrocotudo y aparece la Milá...jajajaja. Ains, que no falte el buen humor, que es la salsa de la vida.

    Besos amiga.

    ResponderEliminar
  5. Y yo pensé en Orwell, y en 1984...

    Besos, mi cosa guapa.

    P.S. Me alegro que todo bien con la familia y demás.

    ResponderEliminar
  6. Aynssssssssssssss, amigo mío, con ojo o sin ojos o con los de párpados o no, aquí seguimos.
    Ahora bien, de que hay que cubrirse, hay que cubrirse, el mundo está de horror.

    Te dejo mi abrazo de siempre, de vez en vez, pero no te olvido, lo que pasa es que en la turbulencia de la vida, a veces me pierdo.

    Un lindo fin de semana para ti y los tuyos,guapo.

    ResponderEliminar