lunes, 23 de abril de 2012


Una victoria que no convence
podrá ser victoria pero no triunfo,
este sólo se alcanza
ganando desde el convencimiento
que da el saberse merecedor
de esa perseguida victoria.


acróbata

2 comentarios:

  1. Comparto totalmente tu opinión, así es naturalmente.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. Y ese convencimiento no está al alcance de los mediocres.

    Saludos.

    ResponderEliminar