martes, 6 de marzo de 2012

Quién sería.


Cada pliegue de mi piel,
cada línea de mi rostro,
cada rasgo de mi ser
es la huella perenne
del tiempo que he vivido…
Cada marca de mi carne,
cada arruga de mi cara,
cada cicatriz de mi alma
es la señal inequívoca
de la vida que he llevado…
Cada sueño de letras,
cada acento del deseo,
cada nueva palabra
sisada al folio en blanco
es la mejor muestra
de la realidad que vivo…
Entonces cómo no mirar de frente
al relato del presente
si cada verso nacido
de las entrañas de mi cuerpo
es la memoria escrita
de todo lo que en mí está siendo…
Quién sería yo
si después de tanto
no me reconociese en lo que escribo.


acróbata

4 comentarios:

  1. Este poema te define.
    Me gusta como te ves.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. No serías tú.
    Y yo no te cambiaría ni un solo pelo, ni una sola arruga.

    Besos, guapetón.

    ResponderEliminar
  3. Con cada palabra que te he leído, confirmaba la buena madera de la estás hecho.

    Saludo enorme, Tomás. Buenas noches.

    ResponderEliminar
  4. Te habras de reconocer hoy y siempre. Pero el verdadero placer es cuando nos reconocen lo demás ¿Cierto?

    Estas invitado a : "La cita de Elena"
    http://nidaeldore.blogspot.com

    Un abrazo

    ResponderEliminar