miércoles, 1 de febrero de 2012

Será.



Debe ser verdad
que hay personas
para quienes la vida
es un remanso de paz,
donde los días son siempre azules
y en el horizonte más próximo
no se adivina ni un solo nubarrón.
Debe de ser cierto
que hay afortunados
para quienes su existencia
es un páramo de certezas,
donde sus noches nunca son oscuras
y bajo el cielo que los contempla
no crece ni una sola sombra.
Debe de ser verdad,
por qué ponerlo en duda…
Pero para otros muchos
no todo es tan sencillo
y la calma es una suerte esquiva
que se persigue noche y día.
Debe de ser cierto,
por qué no creerlo…
Pero para este que aquí escribe
no todo está tan claro
y buscando…
Y buscando…
Y buscando sin apenas descanso
un lugar donde sentirme completo
consumo gran parte de mi tiempo.

acróbata

12 comentarios:

  1. Pues sí, amigo Tomás. Sentirse completo lleva su tiempo pero yo te pregunto: ¿Tú crees que existe ese estado?
    Si es así, será ficticio.
    Un abrazo y, por qué no, continúa buscando, como cada cual que se preocupe en cultivarse.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Pedro por tus acertadas palabras. Yo no sé si habrá quienes se sientan completos...por completo, yo no y la verdad es que tampoco lo quisiera. Debe de ser un estado empachoso.

    Abrazos amigo Trinidad.

    ResponderEliminar
  3. Debe de ser verdad que tienen la cartera llena.

    Eso azulea el cielo.

    ResponderEliminar
  4. No creo que sea verdad.
    Creo que todo el mundo tiene sus pozos y sus problemas.
    Obviamente si tienes las necesidades básicas cubiertas son mucho más llevaderos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Si, amigo, sí, excepto en fugaces instantes, la vida es aquello que pasa mientras uno está pensando haber que coño hace para salir del aturdimiento.
    Salud K!

    ResponderEliminar
  6. El hombre, nunca estará satisfecho con su existencia...

    Saludos muchos, Tomás. Buen día.

    ResponderEliminar
  7. Yo tampoco me lo creo, Acróbata...cada día me convenzo más de que todo el mundo lleva una mochila cargada en la espalda...aunque es verdad, hay cosas básicas y elementales que te permiten sobrellevarla mejor; no obstante, compararnos en nuestros "males" (son más llevaderos o son perores...)es casi siempre un error.

    besos,

    ResponderEliminar
  8. ¿De verdad crees que hay alguien que viva con esa tranquila certeza? No sólo no lo creo, sino que, en el fondo, no lo desearía tampoco para mí. Para saborear el agua hay que haber sentido una enorme sed, si no, ¿cómo vamos a apreciarla?
    Ánimo, Acróbata, después de un martes trece siempre viene un miércoles catorce.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  9. ¿Tú crees sinceramente eso?
    Yo, no. No me creo que nadie sea completamente feliz siempre ni que se sienta completo en cada momento...
    No me lo creo. Vivir es otra cosa.
    Besos, guapísimo.

    ResponderEliminar
  10. Comparto contigo, qué buena entrada Acróbata, llena de sinceridad.
    Me llegó.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. ¡ Se puede decir más alto, pero no más cierto!!! jajajaja.

    Sinceramente creo que en cada uno de nosotros, existe una parcela que caldría cultivar. Nuestra existencia desea crecer más y más. Pero el ser humano, pienso, insatisfecho por naturaleza, en ese afán por evolucionar, se pierde la verdadera esencia de la propia existencia. ¿ Por que no sentirse completo aquí y ahora?

    Hay ocasiones en que nos cuestionamos la verdadera felicidad cuando en realidad junto a la plenitud, depende unicamente en aceptarnos tal cuál somos, a nosotros mismos en este preciso instante, haciendo lo que queremos hacer y estando justamente donde queremos estar...
    No es una cuestión de aceptación sino de actitud :)
    ... Nos gustaría..., querríamos..., desearíamos... y nos perdemos demasiado tiempo en razonar acerca de estas preguntas cuando en realidad, lo único que deberíamos es disfrutar de cada y a cada instante :)

    CARPE DIEM; NAMASTÉ

    ResponderEliminar
  12. Pues será que existen, será que los hay con suerte, posiblemente incluso seguros de sí mismos, planificadores de su futuro y dueños de sus presentes...

    Mi caso es al revés, me despierto con la duda, a lo largo del día el miedo está sentado a mi lado en el metro, en la oficina... mi suerte está huerfana, mi seguridad en el destierro y mis planes de futuro bailan con los imposibles. Toda una joyita como dice mi madre, que de algo sabe la mujer.

    ResponderEliminar