jueves, 23 de febrero de 2012

El prólogo.


Para algunos la vida es un trabajo de ocho a tres, un buen plato de lentejas a medio día, un par de horas de sofá a la noche sentado frente al televisor, un polvo rápido los sábados después del partido de su equipo y la comida de los domingos en familia. Otros no tenemos esa suerte y todo eso es sólo el prólogo del infinito diario de inquietudes que nos habita y que letra a letra, capítulo a capítulo vamos desgranando como la novela existencial que en realidad somos.


acróbata

5 comentarios:

  1. Benditos aquellos a los que la rutina no mata...

    Besos, mi cosa guapa.

    ResponderEliminar
  2. Yo no sé que es la vida.
    Ya es triste, ya...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. y la vida es...
    disfrutar del regalo de Dios.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  4. Parace una simple palabrita, no? Pero no.

    Saludo enome, Tomás. Que tengas buen día.

    ResponderEliminar
  5. No, la vida no siempre es fácil, pero hay que hacerle la lucha...

    Recuerdalo siempre y tú eres ACROBATA.

    Besos

    ResponderEliminar