lunes, 2 de enero de 2012

He dicho


No voy a callar nada,
ni la palabra cierta
que no es adecuada,
ni el pensamiento masticado
que se atraganta al ser escuchado.
No voy a callar nada,
ni el silencio
que aún no ha sido dicho,
ni el sentimiento digerido
que empache al más pintado.
No voy a callar nada
porque en realidad
no tengo nada que callar.


acróbata

1 comentario:

  1. No calles nunca nada, me gusta cuando no callas...
    Besos, Tomás.

    ResponderEliminar