jueves, 26 de enero de 2012

Cuantísimo...


Cuánto ha tenido que pasar
para que tú llegues hasta aquí…
Tuvo que ocurrir el llamado Big-bang
dando lugar al universo conocido,
tuvo que formarse este planeta,
una minúscula mota de polvo
en mitad de la inmensidad más absoluta.
Cuánto ha tenido que acontecer
para que tú arribes a este puerto…
Tuvieron que formarse los océanos,
fuente primigenia de la vida,
tuvieron que evolucionar las especies
hasta dar lugar a esta nuestra
que está acabando con todo.
Cuánto ha tenido que pasar
para que tú recales a este sitio…
Tuvieron que nacer tus antepasados
e ir dejando descendencia a su paso,
tuvieron que conocerse tus padres
para en un exitoso contacto carnal
venir a darte a ti la existencia.
Cuánto ha tenido que acontecer
para que tú pares en este punto…
Tuviste que aprender a manejarte
con el bello lenguaje de las letras,
tuviste que vagar entre lecturas
hasta este preciso momento
en el que aquí has posado tus ojos.
Cuantísimo ha tenido que suceder
a lo largo de millones y millones de años
para que en apenas un suspiro
termines leyendo esto.
Y sea mucho o poco lo obtenido.
Y sea poco o nada lo comprendido…
Es indudable que el milagro
que nos tenía reservado el destino
de coincidir en un punto determinado
si ha sucedido…
Yo escribiendo y tú leyendo.

¡Qué enorme esfuerzo realizado
para tan escaso resultado!


acróbata

15 comentarios:

  1. Todo el mundo sabe que la especie es poco eficiente, aunque muy eficaz.

    ResponderEliminar
  2. Hola, así es, unos escribimos para que otros puedan leer. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. Lo del escaso resultado es tu opinión pesimista de la vida. Prefiero "tu otro yo" que te favorece más y nos ayuda a todos. Y adsemás hoy ha amanecido con sol y brisa. ¡¡Qué más quieres joio!!

    ResponderEliminar
  4. Ahora quizás ha pasado lo que tiene que pasar pero el universo sigue en movimiento y puede pasar de todo.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, que el resulatdo de una vida, toda un vida, a veces es escaso . Pero no el leerte.

    Saludo enorme, Tomás. Buenas tardes.

    ResponderEliminar
  6. Y gracias a todo eso, un día nos conocimos y coincidimos en este mucho maravilloso de Internet.
    Hace siglos que no sé nada de ti.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Como milagro deja mucho que desear.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. ¿Escaso resultado? Que aficionados somos a los números. Con que una sola de tus palabras cale en uno cualquiera de los que te leemos el resultado puede ser impredecible. ¿Escaso resultado? No seas modesto...

    ResponderEliminar
  9. ¿Escaso resultado?... ¿A que me enfado?...

    Me ha encantado leerte, Tomás,... que lo sepas.

    Besos. Mil.

    ResponderEliminar
  10. Maravilloso recorrido y un final un poco triste, pero la vida va más alla de lo que nos parece tan evidente. Ya sabes hoy más que ayer pero menos que mañana.

    Cuídate hermoso, que tu vales mucho.

    ResponderEliminar
  11. Pues yo, estoy muy orgullosa de los resultados, he conocido personas muy bellas.
    Días tristes, desencantos, llanto, alegrías, pero corazones que laten y les digo Amigos.

    Como tú, Tomás.

    Mi siempre abrazo.

    ResponderEliminar
  12. No me quejo de las "muescas de mi revólver" porque ha habido más bueno que malo... o quiero pensar eso.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  13. Seguimos preguntando ¿para que y por que?, mientras tanto lanzamos nuestra alma al vacío por si alguien escucha el golpe al caer, un placer
    saludos

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias por vuestras palabras.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Yo algunas veces también reflexiono sobre la importancia de mi vida, sobre todo lo que ha tenido que suceder para que yo viva. Pienso en todos los que murieron en pestes y guerras y mis antepasados, al igual que los tuyos, sobrevivieron¡¡.
    Eso me hace más fuerte, porque me se hija de una estirpe de supervivientes al igual que tu.
    Me siento responsable de apreciarla y encontrarle sentido y disfrutarla y ...bueno llorar también lloro ...jeje pero intento aprender de todo y transmitir a mi hijo la importancia de su vida -aunque a veces parezca que ya importe poco-.

    uy¡¡ que me enrrollo.


    Besos

    ResponderEliminar