viernes, 2 de diciembre de 2011

De jarana.


He bajado la basura en bata
y aprovechando la escapada
he parado en el bar de la esquina,
un garito con buena música
pero muy mala fama
por las continuas broncas con navajas.
Al poco, acodado en un hueco de la barra,
me he visto rodeado de macarras,
da igual, yo a lo mío,
meterme entre pecho y espalda
un buen vaso de cubata.
Y si algún matao me mira de más 
yo a su salud brindo y digo:
Qué pasa, te gusta mi cara,
déjame tranquilo pagafantas
y fíjate mejor en las chavalas,
que igual mañana bajo en pijama
me tomo unos tragos de vino
y caliente me entran ganas de jarana.
Es lo que tiene el ron-cola,
me saca de dentro mi vieja alma de pirata.


acróbata

6 comentarios:

  1. Y fiesta fiesta, que la jarana recién comienza, mientras el Pirata en puerto seguro su nave atracará...

    Saludos muchos, Tomás. Lindo finde.

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaja, ¿jarana? ¿ y en pijama? para todo el que mire de más, me uno al brindis, con alma de pirata!!! ;)

    Namasté y ¡¡ Salud!!

    ResponderEliminar
  3. Ya procuraré no bajar al bar si te veo en pijama que me dan miedo los piratas.

    Sobre tu comentario en mi blog tus ojos engañan a tu cerebro y este te engaña a ti, solo tu imaginación se salva por lo bien que escribes.

    EN EL VIDEO APARECE UN OSO BAILANDO ENTRE EL EQUIPO BLANCO Y EL EQUIPO NEGRO. ¿LO VISTE?

    ResponderEliminar
  4. Bien hecho, acróbata, y eso que no levantaste la mirada en ningún momento. Te llegan a ver el parche del ojo y se cagan!

    Abrazotes.

    ResponderEliminar
  5. Debías ser un pirata temible eh...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Lo que yo daría por compartir una jarana de esas contigo ;-)
    En pijama y con una copa entre las manos.
    Me encantan los piratas de ir por casa.
    Besos, cosa guapa.

    Y gracias...

    ResponderEliminar