martes, 22 de noviembre de 2011


Tal vez el gran logro
del Capitalismo sin control
es hacerle creer a todo obrero
que gracias al crédito
puede vivir como el patrono
Cuando la tozuda realidad
se empeña en demostrar
que más pronto que tarde
lo normal es que acabe perdiendo
hasta la condición de ciudadano.


acróbata

8 comentarios:

  1. Muy cierto eso que dices. No obstante, hay patronos, los pequeños, que después de haber empeñado todas sus propiedades en sacar adelante una empresa, acaban perdiéndolo todo. Y sin derecho a paro. Hay que ver las cosas en su conjunto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Valaf. Esos patronos sin ningún tipo de acritud por supuesto, son trabajadores de toda la vida que arriesgando sus propios ahorros han decidido montar su pequeño negocio, esos no pueden ser considerados patronos. Cuando digo patronos no me refiero a los autónomos ni a los pequeños empresarios que la mayoría de las veces regentan negocios familiares o con muy pocos empleados. En realidad, estos empresarios como todos sabemos con currelas a tiempo completo (veinticuatro horas al día, siete días a la semana). Espero que con este comentario quede aclarado el significado que he buscado darle a la entrada de hoy.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón, Acróbata, pero quiero creer que los microcréditos que se emplean en proyectos humanitarios tienen también su buena razón de ser.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  4. De acuerdo contigo y con Valaf. Cuando se habla de patronos no se debe incluir nunca al autónomo que monta una empresa y da empleo a tres familias...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me estoy acordando de Marx...

    Saludos muchos, Tomás.

    ResponderEliminar
  6. Vivimos en una realidad que no existe y en un sueño que nunca llega.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Bueno, creo que cada uno debe poner límite a cuanto puede gastar o no según sus posiblidades. Lo demás, es no vivir en la realidad.

    Bss.

    ResponderEliminar