domingo, 20 de noviembre de 2011


Las ideologías nacen en el corazón
crecen y se desarrollan en la cabeza
se reproducen por la boca
y con los partidos políticos
mueren y desaparecen en los estómagos.


acróbata

11 comentarios:

  1. Qué fino te ha quedado el final...
    No lo estropearemos siendo vulgares.
    Sonrío.
    Besos, acróbata.

    ResponderEliminar
  2. Ésta si que es una pedrada directa a quien tiene que llegar.

    ResponderEliminar
  3. Yo como soy ordinario y muy vulgar te diré que todo acaba por ser expulsado en enormes cantidades de excrementos y hay mierda por todos partes, de ahí el hedor pestilente de la política. Pese a todo hay esperanza todavía porque de entre el estiércol puede germinar una flor. Salud K!

    ResponderEliminar
  4. tu entrada parece que ha salido del corazón, la digerido tu cabeza, y en tu estomago, se ha..., ha veces hay cosas que nos llevan casi a vomitar.
    Enohabuena por tu entrada.

    Abrazos Tomas

    ResponderEliminar
  5. Qué triste pero parece tan real...
    Guardemos un poco de esperanza.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Contundente, Tomás.
    Espero que todo salga bien.

    Saludos muchos. Buenas tardes.

    ResponderEliminar
  7. Agudo y excelente, acróbata ;)( aún en su lado más lamentable y realista una gran certeza

    Se puede decir MÁS ALTO, pero NO MÁS CLARO...

    Besos NAMASTÉ

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué fino y elegante has sido!, por lo de los estómagos...
    Creo que desaparecen un poquito más abajo.
    Ay, mi chico, ¡que guapo es!.
    Un beso enorme con triple mortal.

    ResponderEliminar
  9. Hola Tomás!!

    La teoría parece que se la saben,veremos la práctica,si no desaparece en breve,por donde dijimos...!

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias por vuestro paso por aquí.

    La magia de las palabras es esa, el representar lo que se quiere decir utilizando un lenguaje que represente mucho más de lo que en un primer momento puede parecer.

    Abrazos y Good Luck!!!!

    ResponderEliminar
  11. Se puede decir mas alto pero no más claro, tu lo has dicho y además muy bonito.

    Besos.

    ResponderEliminar