sábado, 12 de noviembre de 2011

Es lo que hay.


La normalidad no existe
sólo es cierta la aceptación
de la realidad presente.


          acróbata

9 comentarios:

  1. Concepto estadístico, ese que mencionas. Derrotista te veo, acróbata.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. :)
    Yo es que hace tiempo que me alejé de esa normalidad.
    Veo que tú también.
    Cada vez somos más...
    Y esa realidad presente la pinto como me viene en gana según los días.
    Besos, cosa guapa ;)

    ResponderEliminar
  3. No sé qué es la normalidad.
    Debe ser un concepto subjetivo que vinculamos a la edad, al grupo o incluso a la clase social.

    Para un multimillonario, entra dentro de su normalidad el comerse 2 latas de caviar iraní o dárselas a su perro; para mí eso es raro o anormal.

    O, para mí, darles a mis hijas un beso de buenas noches es mi día a día, lo que veo normal. Y para ese mismo multimillonario puede parecerle extraño que no lo haga la niñera...

    En fin, como tú dices y dices bien, aceptando la realidad presente.

    Un besito, Tomasín.

    ResponderEliminar
  4. Una enorme sonrisa, para tan sabias palabras.
    ¡Feliz fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  5. Obvio... Pero si persigues, otra normalidad, sólo hay que girar media vuelta. " Nuestra" y quiero decir " propia" aceptación, es aquello que nos conforma, pero siempre se puede virar para crear una normalidad distinta...

    Un abrazo y Feliz fin de semana ;)

    NAMASTÉ

    ResponderEliminar
  6. Normalidad, anormaliad. Depende, siempre depende...

    Tas afiladìsimo!

    Saludos muchos. Tomás. Buen finde.

    ResponderEliminar
  7. ¿Y qué será la normalidad?, ¿vivir sin sobresaltos...?
    Besos y buen fin de semana Acrobatita.

    ResponderEliminar
  8. Eso debe ser.
    Porque qué es lo normal?
    Quien certifica esa normalidad?

    Saludos.

    ResponderEliminar