jueves, 17 de noviembre de 2011

Al sol.


Viendo como giran tus braguitas y mis calzones, mis calzones y tus braguitas en el bombo de la lavadora, he comprendido vuelta a vuelta el porque es el electrodoméstico más sexy de todos, y no sólo por el tema del movimiento loco del centrifugado, mas bien porque ahora entiendo todo el programa entero en su sentido literal de tu arriba y yo abajo, de yo abajo y tú arriba sin parar ni un solo momento, hasta que confundamos el cielo con el suelo, tus gemidos con mis suspiros, mis mordiscos con tus bocados, tus pasiones con mi amores, mis amores con tus pasiones… Hasta que lo confundamos todo, todo, todo…Menos lo que es inconfundible, que lo nuestro aguanta todos los lavados, con sus centrifugados incluidos, que hagan falta. En fin, parece que ya ha terminado el ciclo de esta apasionante colada, que gustazo da tender las prendas desnudas al sol después de darse semejante lavado.


acróbata

11 comentarios:

  1. ¡¡¡MUY BUENO!!! Me he reído mucho al leerlo. Que tengas un buen centrifugado. Saludosss.

    ResponderEliminar
  2. :D

    ...lástima que nunca pueden girar a solas, siempre rodeadas de calcetines entrometidos

    Un beso acróbata

    ResponderEliminar
  3. Jolínes, que yo también iba a decir lo de los calcetines...
    Bueno, pensaré otra cosa.

    A partir de hoy creo que voy a mirar a la lavadora de otra manera. Ella conoce nuestros secretos más oscuros, ¡ya me entiendes!, así que habrá que tenerla contenta no vaya a ser que se lo cuente a alguien.

    Fantástica historia, Acróbata.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Imagínate, programar con el lavado más largo!!!
    Muchas vueltas y vueltas y más vueltas...


    Saludos "Drean Excellent". Buenas noches, Tomás.

    ResponderEliminar
  5. Y vivan los centrifugados, creo que también mirare la lavadora de otra manera. Mecachis la mia es de carga superior y no se ve nada del interior.

    Imaginación al poder.

    Un fuerte abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  6. Hermoso, si escribieras un libro yo lo compraría. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Y yo sentándome solo delante de la lavadora.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por vuestro paso por aquí. No sé, creo que el frigorífico me mira mal, se habrá puesto celoso ante el protagonismo que ha cobrado la lavadora...

    Saludos bien limpios.

    ResponderEliminar
  9. ¿ semejante lavado o semejante revolcón? jajaja

    Yo escribí sobre la historia de amor entre el frigorífico y el microondas, ambos celosos entre sí... ¡ y me creía loca!

    ( he de decir que me ha encantado " que lo nuestro aguanta todos los lavados" ¡ ESO ES AMOR!!!!!

    Un besazo y feliz finde acróbata ( ahora sólo queda disfrutar de todos los programas que la susodicha ofrece y nada mejor que acabaos AL SOL ;))

    ResponderEliminar