martes, 25 de octubre de 2011

Sin medida.


Siempre hay quienes
comen con medida,
beben con medida,
hablan con medida,
callan con medida,
trabajan con medida,
gozan con medida,
temen con medida,
sueñan con medida,
odian con medida,
aman con medida.
¡Viven con medida!
Y al final resulta
que toda su vida
es una puta mentira
de sobra conocida.
Eso si
Con medida,
siempre todo con medida.

¡Viva la vida!
Vivida sin medida
¡Viva la vida!
Vivida sin mentiras.


acróbata

12 comentarios:

  1. Y los cementerios están llenos de esta gente...
    que con medida vive la vida sin haber logrado medirse a su altura.

    Besos, acróbata.

    ResponderEliminar
  2. Sin medida y sin mentiras...
    Dónde hay que firmar?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Es cierto amigo Acro. lo que sucede que hay que ver lo que es para ti, "la sin medida". Porque hay quienes no saben lo qué es la unidad de medir. Un abrazo muy bueno tu poema como siempre.
    Nelly

    ResponderEliminar
  4. Si tan solo fuera sin mentiras...

    Saludos muchos, Tomás. Buenas noches.

    ResponderEliminar
  5. Son personas que viven a medias. Siempre con una pose para el fotógrafo que les retrata...
    Yo soy loca intensa y de risa fácil; soñadora empedernida que aún se cree que el mundo puede ser un lugar pacífico y bueno; nada mentirosa ni envidiosa... el resto de las cosas de tu poema dependen del momento que toque.

    Muy bonito, Acróbata y muy cierto.
    Besos y abrazos, sin medida.

    ResponderEliminar
  6. Tomás,entre escuchar la canción y leerte al mismo tiempo,se me ha subido la moral por las nubes!!!

    Bravo!! por vivir sin medida,sin mentiras,por vivir plenamente,por pensar,por sentir,por hablar,por escribir,por amar...¡¡¡sin medida!!!
    Sensacional Tomás!!

    Un besito(en amistosa sinmedida,jajaja)

    ResponderEliminar
  7. Puessss... una parte de mí se ha visto reflejada, qué quieres que te diga? Quien esté libre de pecado, miente.

    Un saludo, colegui

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por vuestro paso por aquí.

    "Quién esté libre de pecado que tire la primera piedra"

    A mí
    ya no me quedan piedras
    con las que lapidar
    los errores que siento propios,
    sólo versos rotos
    que no cogen en mis bolsillos
    y se me escapan ladera abajo,
    sólo sueños viejos
    que no encuentran su momento
    y se me mueren aquí dentro.

    A mí
    me pasa igual que a todos,
    o al menos con eso me consuelo:
    Vivo lo mejor que puedo
    no como quiero
    y menos aún como sueño.
    Y sueño, sueño mucho...Demasiado
    tanto que cuando despierto
    me siento cada día un poco más muerto.

    Abrazos.

    P.d:Hoy por decirlo de algún modo estoy un poco de brazos caídos y de verbo dramático.

    ResponderEliminar
  9. y viva la utopia...

    un fuerte saludo

    fus

    ResponderEliminar
  10. Utopía es una vieja tía
    que sonríe tanto a la noche
    como al resto del día
    sin siquiera una pizca de alegría
    y miente con picardía
    a los pobres ilusos
    que aún después de todo
    creen en la justicia ciega de la vida.

    Otro fuerte saludo....Pregunta: ¿Cómo se realiza un fuerte saludo?, ¿moviendo enérgicamente las manos, diciendo hola a gritos, realizando movimientos bruscos de cuello aún a riesgo de descoyunturarte la cabeza del resto del cuerpo?, en fin, mejor te mando un gran saludo aunque no sea muy fuerte.

    ResponderEliminar
  11. Ser desmesurado es muy peligroso porque vives el riesgo y te pegas muchas ostias, pero es una forma de sacarle jugo a la vida, de vivir intensamente, de ir a pecho descubierto, de romper ataduras, de ser libre.
    Un placer haber establecido contacto.
    Salud K!

    ResponderEliminar