jueves, 22 de septiembre de 2011


Todos los otoños
guardan en su corazón
el temor callado
a un invierno gris,
el deseo íntimo
de una nueva primavera
y el recuerdo ardiente
de un verano ya pasado.


      acróbata

12 comentarios:

  1. Bueno, el recuerdo de este verano no es precisamente ardiente aunque espero que el invierno tampoco sea gris, pero coincido en el deseo íntimo de una nueva primavera...

    Bonito, bonito, bonito!!!!

    Besos acróbata

    NAMASTÉ

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias GomenNasai por tus palabras, como bien dices esperemos que ni este próximo ni tampoco los siguientes inviernos sean demasiado grises....Nada, la primavera está a la vuelta de la esquina, sólo tres mesecitos de nada y listo.

    Besos amiga.

    ResponderEliminar
  3. Me quedo con el invierno, la verdad. Y no solo metafóricamente.

    ResponderEliminar
  4. El otoño, que mañana por la mañana vendrá para quedarse con nosotros hasta que el frío invierno lo desplace.

    Te quedó más que original.

    Bss.

    ResponderEliminar
  5. Es que me da mucha nostalgia el otoño... jolínes!

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Qué acertado poema.
    La melancolía, añoranza y tristeza del otoño.

    Bss

    ResponderEliminar
  7. Precioso poema, cautivador.
    Te sigo.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  8. Realmente maravilloso tu poema sobre lo que es y lo que ha sido, lo que fue y lo que esperamos que sea.

    Feliz Otoño, amigo Tomas.

    ResponderEliminar
  9. Probablemente por esa mezcolanza de sentimientos que guarda,se le acabe queriendo.
    Es como un cofre lleno de sorpresas blandas,cómodas y anhelantes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Todos los otoños tienen ese dulce resabio de una melancolía presente que se mece en añoranzas.
    Besos, acróbata.

    ResponderEliminar