lunes, 26 de septiembre de 2011

Puta.



Esta puta vida
me ha enseñado
a base de revolcones
que bajo sus bragas de encaje
no me espera
un sexo húmedo y caliente,
sino más bien
un desierto seco y helado.


Esta vida tan puta
es una gran mentira
llena de sueños de cama
que despiertan sobre la basura.


Esta puta vida
me ha mostrado
sin apenas un desnudo
que tras sus sostenes de seda
no me aguardan
unos senos firmes y anhelantes,
sino más bien
un horizonte plano y callado.


Esta vida tan puta
es un gran engaño
pleno de suspiros de sábanas
que se asfixian bajo la almohada.


Esta puta vida
me ha dejado claro
desde bien temprano
que aunque sus labios sean de rosa
no son para mí
sus besos ricos de primaveras,
sino más bien
 sólo su invierno yermo y sombrío.


Esta vida tan puta
es una verdad ausente
repleta de momentos de alcoba
que sobreviven haciendo la calle.




acróbata

21 comentarios:

  1. Diría que no nos cobra, pero tal y como está el patio...

    ResponderEliminar
  2. Tienes más razón que un santo, pero qué bien lo has dicho...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Es una puta a la que anhelamos, porque la vida es deseo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. No hay puta sin vida, pero si vida sin puta.

    ResponderEliminar
  5. Estas un pelín molesto no?
    Bueno, esta puta vida.. tambien tiene momentos buenos... tal vez no sean muchos, y con la que está cayendo, menos...
    Pero es la única que tenemos, así que no es cuestión de ponerle un lazo y hacer como que no pasa nada...pero tampoco creo que debamos desprestigiarla en exceso, es la única que tenemos...

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  6. Es una puta divina, sí.
    Besos, acróbata.

    ResponderEliminar
  7. ¡Ufff! Directo y buen poema. Y con toda la razón. Supongo que habrá que dejarse engañar por sus bragas de encaje y sus sostenes de seda.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por vuestra visita y comentario.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Hay rachas buenas y malas.
    Te deseo lo mejor en la próxima vuelta de la ruleta.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  10. Ave María, madre de Dios...
    Como anda mi amigo, creo es el inicio del Otoño, bueno pues, en parte tienes razón, esta Puta vida, tiene cada putadas, pero es la que tenemos y hay que hacerle el guiño de vez en cuando, o no????.

    Vale guapo, que no me gusta verte molesto, que te quiero ver sonreir y que me digas amiga de siempre,y me des un abrazo, que hace no lo haces, jajajja.

    Besitos desde la putada de por acá.

    ResponderEliminar
  11. Magnífico poema, real como la (puta) vida misma...
    :)

    ResponderEliminar
  12. No te voy a llevar la contraria.
    Con el tiempo la vida se vuelve muy puta.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Hay días,que ves la vida en color puta,otros en color rosa...pero más veces en color puta.
    Saludos,buen video¡
    Scarlata)

    ResponderEliminar
  14. pues yo tampoco te voy a llevar la contraria...pero algo bueno tendremos que sacar de esta puta vida no??

    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  15. Gracias por venir a mi mundo ¿cómo me has encontrado? A ti te quería yo ver y apareces, esta vida no es tan puta... a veces.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Me ha gustado leer esta "puta" vida con Extremo duro de fondo, todo tiene su encanto.

    Gracias por tu visita utópica, nos vemos viviendo esta puta vida y nos dure muchoo y BIEN.

    Me quedaré de okupa si no te importa.

    Un abrazote utópico, Irma.-

    ResponderEliminar
  17. Quizá sea la puta vida la que más nos enseña...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias por vuestras palabras.

    Bienvenida River, sólo encuentra el que busca y yo no busco...nada más se cruzan mis pasos con otros muchos pasos.

    No sé si darte la bienvenida o no Irma, pues me ha resultado realmente muy original tu manera de ocupar espacio sin ocuparlo, en todo caso mil gracias por dejarme tus palabras y puedes ocupar tu espacio en mi espacio cada vez que te apetezca.

    Abrazos gente.

    ResponderEliminar
  19. Es cierto, solo encuentra el que busca.

    Yo te hice caso y dejé la puerta entre abierta, como me aconsejaste, lo poco que me conoces sabías que no podría estar conmigo sin dejar fluir las palabras que rebotan en mi cabeza.
    Gracias por el consejo.
    Un beso

    ResponderEliminar