martes, 6 de septiembre de 2011

Negro sobre blanco.



Cuando menos es más
sin llegar a serlo todo
y más es nada
que siento muy adentro.
Cuando desciendo sin aliento
por los senderos del silencio,
cuando permanezco parado
en las encrucijadas del desvelo,
cuando percibo que ya no llego
Es precisamente cuando más escribo.


Hoy se ha marchado la noche
por las alcantarillas del sueño
y no ha llegado la luz de la mañana,
mas sólo ha arribado
a las esquinas de mi vida
una claridad lechosa
que me deja las horas en blanco
y mis diarios repletos de negro.


Me tiembla la letra oscura
pero no la mano
cuando inevitable brota
la semilla que tanto evito,
y tras dar rienda suelta
a los ahogos que aprietan mi pecho
compruebo lo que tanto temo
Menos sigue siendo más
y más es apenas nada.


acróbata

12 comentarios:

  1. La última estrofa sobretodo me ha encantado!
    "Me tiembla la letra oscura
    pero no la mano"
    Un beso enorme, sigue así :)

    ResponderEliminar
  2. Y a mí me hubiese gustado escribir "esa noche que se va por las alcantarillas del sueño".
    Vacíos, melancolías que sangran, ambivalencias que nos acogen sin apenas sentir ¿nada?...
    Besos, acróbata.

    ResponderEliminar
  3. Yo, cuando más escribo, es cuando efectivamente percibo que ya no llego.
    Con una buena resaca.

    ResponderEliminar
  4. Puf!, muy complicada la interpretación de las palabras... Noto tristeza y, a la vez, esperanza.
    Noto un estado de ánimo que no es demasiado optimista. Igual soy yo la que mal interpreta ¡ojalá!. Espero y deseo que solo sea eso.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  5. El deseo de escribir llega cuando menos lo esperas, es como si el destino cogiese tus manos y las dirigiera.
    Besos Acrobatita.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta. Y me recuerda a muchas noches mías. Cierto es que Menos sigue siendo más y más es apenas nada".

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Es que ¿sabes? me gusta, me llega... como una bofetada, cada palabra abre la cruda realidad de nuestros días, es que entre más caminamos, más retrocedemos.
    Gracias por tu palabras.

    Blanco sobre negro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Sí¡ Blanco sobre Negro.
    Acaso la noche no es de color negro profundo?
    y la inundan,los colores del arcoiris por todos lados...y bien bonita que es¡ Tú,tienes "don" para escribir de noche y de día oblanco y negro.
    Un abrazo SCARLATA)

    ResponderEliminar
  9. Quizá menos sea más, y esto apenas nada, pero es más que nada, por tanto algo, algo por lo que merece la pena luchar, seguro.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Sea cual sea el sentimiento siempre nos vacia primero para poder llenarnos y quién sabe, quizás apenas nada termine siendo todo

    un ABRAZO Tomás

    Namasté

    ResponderEliminar
  11. Que tiemblen todas las letras, Tomás, pues siempre llegarás a ellas...

    Saludos muchos, que tengas lindos días.

    Ya sabes, siempre llego tarde, pero bueno, hoy disfruté de dos fantásticas entradas.

    ResponderEliminar
  12. Escribo para que las semillas temibles no aniden en mí.
    Pocas veces lo consigo pero sigo intentándolo.

    Saludos.

    ResponderEliminar