sábado, 27 de agosto de 2011


Y dónde está mi mar,
y dónde está su agua.
Y dónde está mi orilla,
y dónde está su arena.
Y dónde rayos
busco yo ahora
un trocito libre de sombra
bajo este océano infinito
de tumbonas y sombrillas.
¿Es que la gente no duerme nada?
¿Es que nadie tiene casa?
¿Tan llena está mi Águilas?
Que no queda ni un palmo de playa
para echar al suelo mi toalla.


                                                 acróbata

            
                                             

6 comentarios:

  1. :)
    Mientras puedas ver el mar, siéntete dichoso...
    a mí ya me falta.

    Besos, acróbata.

    ResponderEliminar
  2. ¡Ay, guapo!... es lo que tiene vivir en un sitio maravilloso al que todo el mundo quiere ir.
    ¡Ah, se siente!.
    Aquí en mi tierra, un día cortes de calles por manifestación de apoyo al que sea, otro día cortes por desacuerdo con mengano, otro porque viene no sé quien... o se va el otro, Ejem, nunca tengo hueco para poner mi toalla en el asfalto.

    Un besazo guapísimo.

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja, de noche hombre, se va de noche...

    Saludos, chaval

    ResponderEliminar
  4. Solo pensar en el mar ya me hace extrañarlo, estando tan lejos para mi.

    Un abrazo acróbata!

    ResponderEliminar
  5. Vaya! Que Águilas está totalmente invadida...

    Que te sea leve, Tomás. Buen finde. Saludotes muchos.

    ResponderEliminar