sábado, 20 de agosto de 2011

A ti, Miguel.


A ti
que plantaste sueños,
sonetos y versos
sobre la tierra roja
que hollaban tus pasos.
A ti
que le versaste
al hombre, al yugo y al olivo,
al niño, a la yunta y al jornalero.
A ti, poeta del pueblo,
nunca pudieron callarte la palabra
ni con rejas,
ni con fusiles,
ni con amenazas,
ni con nada.
A ti, Miguel
te quiere el poema.


Y son tus poesías
de luz y sombra
viento del pueblo
acechando los caminos
que nos reserva la vida.


A ti
que pastoreaste deseos,
elegías y odas
sobre los montes rubios
que recorrían tus miradas.
A ti,
que alimentaste tu sangre
con nanas bien lejanas
de amor y cebolla.
A ti, poeta de la vida,
nunca consiguieron silenciarte el verbo
ni con muros,
ni con sotanas,
ni con promesas,
ni con nada.
A ti, Miguel
te ama la poesía.


Y son tus poemas
de romances y ausencias
el rayo que no cesa
sobre el horizonte eterno
que nos traen las letras.



acróbata



7 comentarios:

  1. Es bellísimo,Poeta
    dice mucho...

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bonito, Tomás!...

    Jolínes, qué bien lo haces, te daría un achuchón enorme porque te lo mereces. Me encantó tu poema.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  3. Tomás unos versos homenaje a un gran poeta, precioso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Tomás me arrodillo y te aplaudo!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Un nombre hecho poesía. Miguel. Una belleza, Tomás.

    Saludos muchos. Lindo domingo.

    ResponderEliminar
  6. una oda en todas sus letras, poesía que enaltece a quien llevó la poesía como bandera
    Felicitaciones

    abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  7. A ti,Tomás,por hablar como hablas,por contar,por sentir y sobre todo por compartir tus sensaciones y por tu sensibilidad,que queda en este gran poema.Gracias!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar