viernes, 22 de julio de 2011

Cuándo...


No son mis piernas
las que raudas me llevan
por la estrecha vereda
que hoy contemplan mis ojos,
ni tampoco son mis pasos
los que atrás han ido dejando
las huellas de tiempo
que hasta aquí me han traído
sin casi yo pretenderlo.
Creo más bien
que es la propia vida
la que bajo mis pies
camina, corre, vuela…
arrastrándome sin demora
donde solo ella sabe,
donde solo ella decide,
donde yo nunca he elegido.
Y yo inconsciente de mí
callo,
      callo,
            callo…
y me dejo llevar
callo,
      callo,
            callo…
y me dejo arrastrar
a lo largo y ancho
de los días,
de los meses,
de los años…
sin apenas oponer resistencia,
preguntándome una y mil veces:
Cuándo…
Cuándo…
Cuándo podré decidir por mi mismo
el camino que yo quiero,
el destino que prefiero.
Cuándo…


                               acróbata

9 comentarios:

  1. Asunto difícil. Empujan mucho desde atrás.

    ResponderEliminar
  2. O mucho me equivoco o habrás de seguir conformado y sumiso dejándote llevar y no es porque te conseje que lo hagas,es que creo que al vida es la que lleva la batuta, el timón, el volante,los mandos...
    Aún así..rebelde somos, inconformistas,peleones,luchadores,voladores sin alas...un largo eccéteras,ya sabes.
    Bonitas letras intimistas.
    Besos.
    Ah,la senda preciosa,acogedora casi incita a desaparecer.

    ResponderEliminar
  3. Para que vamos a engañarnos..., eso está difícil.
    En realidad todos estamos presos pero nadie quiere reconocerlo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Tomás!!

    La vida es la que nos pone en ruta y nos empuja y nos dice: anda! y andamos,sin salirnos del camino,aunque muy en el fondo(no siempre)tenemos la oportunidad de saltar fuera de él,al menos de asomarnos a ver que hay,pero creo que las cartas que nos ha tocado vivir son las que son,no hay más!

    Puedes ilusionarte con intentarlo pero...tu camino está trazado aunque no nos guste,poco podemos hacer.

    Muy buena entrada Tomás
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  5. Cuándo...
    Difícil respuesta para una pregunta eterna, la vida a veces nos manipula como marionetas con hilos invisibles que no podemos cortar, pero a la vez tenemos el derecho de hacerle el juego a la vida y caminar por nuevos senderos, aunque resulten desconocidos, tenemos el derecho a soñar porque en los sueños nadie manda, son nuestros, ahí no llegan los políticos, las traiciones, los desamores, las rivalidades, la envidia, allí habitamos nosotros.
    Y CREO, en los caminos, en la amistad en el amor, aunque la vida me grite mil veces...NUNCA SABRAS CUANDO.

    Ya estoy de vuelta Tomás, un abrazo enorme, amigo mío.

    ResponderEliminar
  6. Nunca, Tomás. Hagamos lo que hagamos, tenemos los pies lastrados con plomo.

    ResponderEliminar
  7. Lo importante en estos casos es seguir caminando, y no dejar de hacerlo. Cuándo es lo de menos.
    Besos, acróbata.

    ResponderEliminar
  8. Cuándo...tal vez mañana, porque la vida es mañanas por amanecer.

    Saludos enormes, Tomás. Que pases lindo domingo.

    ResponderEliminar
  9. A veces uno no sabe si de verdad está parado en ella o si es ella la que dentro le camina.

    Saludos.

    ResponderEliminar