domingo, 17 de julio de 2011

Creo.


No creo
en las palabras débiles
que se lleva el viento,
ni en los silencios
que ocultan mares de resentimiento.


Creo
en los hechos ciertos
que resisten al paso del tiempo
y en las letras escritas
con tinta de sentimiento.


Creo en ti y en mí.
¡Creo en nosotros!


No creo
en las miradas frías
que se velan ante el desaliento,
ni en las pupilas
que sólo reflejan desiertos.


Creo
en los ojos firmes
que retan cada día al destino
y en el latido sincero
de quien avanza sin miedo.


Creo en ti y en mí.
¡Creo en nosotros!


No creo
en las manos laxas
que se cierran en puños violentos,
ni en el tacto áspero
que en ocasiones siento.


Creo
en las piernas fuertes
que te levantan tras la caída
y en los pasos firmes
que no se rinden ante la vida.


Creo en ti y en mí.
¡Creo en nosotros!



acróbata

11 comentarios:

  1. Ya es algo, tener esas creencias, y confiar en ese Credo de lo cotidiano.
    Besos, acróbata.

    ResponderEliminar
  2. Qué quieres que te diga...creo que lo mejor es creer sin duda.Creer que aunque los sueños no existan,aunque la etapa de creer en ellos pasó...a pesar de todos esos que se proclaman creyentes,reyes o dioses...
    Hay que seguir creyendo.
    Tú crees en vosotros y eso es un mundo.
    El vídeo como siempre que lo veo,me emociona hasta la médula.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Tiene mucha fuerza tu texto, mucha luz y mucha esperanza.
    Los hechos siempre fueron mejor que las palabras y el amor y la unión siempre se demuestra con ellos.
    Besos Acróbata y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  4. "Creo en nosotros", tres palabras que nacen de un hermoso sentimiento. Y que llenan de vida.

    Son versos perfectos para mi domingo.

    Un saludo grandote, Tomás. Que tengas bonita semana.

    ResponderEliminar
  5. Creo en la vida y en los sentimientos.

    ResponderEliminar
  6. Siempre creo en aquellos que, a pesar de los silencios, tienen la fuerza suficientes para levantarse.
    Dada tu facilidad creativa, tengo que dejar sin comentario algunas de tus entradas.
    Como siempre, un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias a todos por vuestras palabras. Mis creencias pueden ser tus creencias, mi yo puede ser tu tú y tu tú puede ser cualquiera.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Los silencios que ocultan mares de resentimiento... :(
    Muy bueno, a veces lo que sentimos es mas fuerte que las ganas de ya no sentirlo, pero lo último que se pierde es la esperanza :)

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  9. SIN PALABRAS...

    Preciosa declaración a la vida Tomás :) y es que si no creyéramos... ¿ que sentido tendría el estar aquí y ahora?

    Me encantó la profundidad de tus versos, tan cotidianos y sinceros... el mensaje de no tan sólo creer en alguién o creer en los sueños, sino en la fortaleza para seguir creyendo en nosotros mismos...

    Extremadamente bello y sentido

    Besikos!!!

    NAMASTÉ

    ResponderEliminar
  10. En cuantas menos cosas se crean, mejor.


    Marikosan.

    ResponderEliminar
  11. Esto si que es un Credo de corazón.

    Amén.

    Saludos.

    ResponderEliminar