sábado, 21 de mayo de 2011

Reflexiono.


Un día está compuesto por veinticuatro horas, una hora por sesenta minutos y a la vez cada uno de éstos está formado por otros sesenta segundos, pero quedémonos en los minutos, que son una fracción de tiempo pequeña que en realidad dan para bastante a nivel mental y además la dominamos perfectamente. Por lo tanto, si las matemáticas no engañan, el día tiene exactamente mil cuatrocientos minutos, que no son pocos. ¿Por qué me paro a hacer estas aparentes cuentas sin sentido?, muy sencillo, porque es el tiempo que las juntas electorales deciden darnos para reflexionar y como tal colocan ese día entero justo antes del domingo de las votaciones.
Y reflexionando lo primero que he llegado a pensar es que los cimientos principales de una reflexión pueden ser armados perfectamente en un solo minuto, por supuesto sin profundizar, pero si al menos para visualizar lo que en realidad queremos. Por descontado no voy a dejar aquí mil cuatrocientos pensamientos, pero si unos cuantos:
Así que mi primer pensamiento ha sido que no podemos continuar por el camino que vamos (esto no me ha llevado ni diez segundos) y a continuación, casi atropellando al final del primero, me ha surgido la pregunta: -¿Y qué podemos hacer?, contestándome inmediatamente mi reflexiva mente:
 -Cambiarlo-, si algo no nos gusta y creemos que no da más de si, creo que son pocas las dudas existentes, hay que buscar un cambio, uno que vuelva a ilusionar, uno en el que se pueda creer, uno en el que nos sintamos integrados y comprometidos, uno que nos de esperanza para el mañana.

Como me iban a sobrar muchos minutos-reflexiones, me he dicho, pues siguiendo las directrices electorales, habrá que seguir pensando, y he seguido:
Pienso que un sistema basado en el consumo desmedido y el individualismo extremo ya no es posible, es algo tan sencillo como que cada vez somos más los habitantes consumidores y nuestro Mundo a la vez está cada vez más sobreexplotado. Esto, que es tan sencillo de entender (matemáticas elementales) es precisamente lo que no acaba de entrarnos en la cabeza. Bueno, mejor dicho, si nos entra, pero continuamos dejándonos arrastrar por la espiral que unos pocos no quieren que se detenga, ya que ellos van acumulando riqueza y poder a costa de la ruina colectiva de todos los ciudadanos del Mundo y de nuestro Planeta.

Aunque me podía haber detenido aquí en mis reflexiones, como tantas veces hemos hecho todos, y haber ido a votar al día siguiente pensando más en el mal menor que en el bien por conseguir, me he dicho, al igual que están haciendo muchos españolitos de a pie:
Y si me da por pensar que ya no me vale el sistema y para empezar quiero una reforma electoral donde mi voto vaya realmente donde yo quiero que vaya. Y si pienso, que si tengo que elegir entre crisis económica o social está muy claro que me inclino por:
-O nos salvamos todos juntos soportando, apoyados los unos en los otros, las embestidas de la crisis o que quiebre hasta el último de los Bancos que ha especulado con la sangre de los obreros.

Y si además también pienso que no quiero continuar seguir perdiendo soberanía a manos del Banco Central Europeo, el FMI, La Reserva Federal y las grandes corporaciones económicas.

Y si aún no me detengo aquí y pienso que a pesar de sentirme europeísta, esta Europa que no aúna políticas sociales, migratorias, económicas, energéticas…ya no me ilusiona nada, y habría que refundarla para que en realidad todos nos sintamos integrados en ella y no meros consumidores de un mercado interno sin espíritu social y cultural común. 

Al final después de tanto reflexionar me he quedado casi como al principio, de la misma manera que vengo quedándome desde hace ya bastante tiempo:

Otro Mundo basado en la colectividad, el hermanamiento, la solidaridad, el respeto, la paz, la justicia, el amor… es posible, es necesario, sólo es cuestión de proponérselo y para eso la primera piedra es cambiar por completo este sistema, conservando lo bueno que tiene y desechando lo malo que posee, que en realidad se podría sintetizar en una sola palabra…¡EGOÍSMO!


                                    acróbata



8 comentarios:

  1. pues me uno a tu reflexión y no tengo más que añadir que a ver si de una vez por todas la UNIÓN hace la FUERZA y CAMBIAMOS EL SISTEMA!!

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  2. Habra que recuperar la ilusión ´Tomás, no se muy bien como, si que hay que hacerlo, ¿el camino? pues aquí comienza mi reflexión.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Todo es posible.. me gusta mucho tu reflexión..



    Un placer leerte.

    Un abrazo
    Saludos fraternos...

    Que disfrutes el fin de semana..

    ResponderEliminar
  4. Esto sí que es una jornada de reflexión.

    ResponderEliminar
  5. Si todos los españolitos se pararan a reflexionar como tu lo has hecho, es seguro que todo cambiaría.
    Pero aquí somos más dados a atragantarnos de consignas, sin paladear la interesada bazofia que nos ofrecen.
    A pesar de ello, mañana votaré. Ese derecho que tanto me costo conseguir, no me lo quita nadie.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Yo me apunto a ese mundo que dibujas.

    A pesar de que estoy contigo en la mayoría de tus reflexiones, mañana iré a votar...

    Un beso muy fuerte porque eres un "tipo estupendo".

    ResponderEliminar
  7. Espero que todo salga bien, Tomás.
    En Argentina son 48 hs. para reflexionar, en Octubre votamos otro cheque en blanco...

    Saludos enormes, buen domingo.

    ResponderEliminar
  8. "...pero quedémonos en los minutos, que son una fracción de tiempo pequeña que en realidad dan para bastante a nivel mental y además la dominamos perfectamente."

    "... si algo no nos gusta y creemos que no da más de si, creo que son pocas las dudas existentes, hay que buscar un cambio, uno que vuelva a ilusionar, uno en el que se pueda creer, uno en el que nos sintamos integrados y comprometidos, uno que nos de esperanza para el mañana."

    Certera y magnífica REFLEXIÓN acróbata.

    Sin duda un cambio es posible, en caso de que " EN REALIDAD SE QUIERA", lástima que a quienes " mueven los hilos" no les interese.

    Deberíamos ir retomando nuestros propios hilos

    Hoy, aún pasado el " período de reflexión" lo sigo haciendo...

    Besikos ;-)

    ResponderEliminar