lunes, 23 de mayo de 2011


Que triste
puede llegar a ser
la existencia misma
bajo el síndrome agudo
del “casi”:
Casi empiezo,
casi llego,
casi logro.
¡Casi!, ¡casi!, ¡casi!
Casi acabo,
casi alcanzo,
casi puedo.
¡Casi!, ¡casi!, ¡casi!


    acróbata

17 comentarios:

  1. Para qué quieres medias noches habiendo noches enteras, claro.

    ResponderEliminar
  2. Y casi, casi... frustración eterna.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. El casi es inactividad y la inactividad es la peor enfermedad de la vida.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Casi me equivoco.
    No siempre es malo que aparezca un 'casi' en mi vida.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por vuestros comentarios.

    El casi para mí no implica inactividad, para mí es quedarse a las puertas del objetivo perseguido (perseguir=movimiento).

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Estoy tan lleno de tantos "casis", que me parece que CASI hablas de mí.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Casi casi, con un casi no se logran cosas! pero demuestra quizás el esfuerzo...

    De todas maneras: muy bien dicho!

    ResponderEliminar
  8. Hola Tomás!!
    Casi llego,jaja,bueno pero mi objetivo lo cumplo,que es poder leerte y comentarte y sentir tus palabras y sabes? casi siempre lo consigo,llegar,porque sentirlas es más fácil,una vez leídas,lo complicado es sentarme a leerlas,me entiendes,verdad? es que casi me lío...lo dejo ya.

    Un abrazo cielo!

    ResponderEliminar
  9. Casi no pude venir, pero vine. Uf!, otro casi que he vencido hoy.
    Me estoy convirtiendo en alguien casi perfecto...
    Yo no veo tan negativo un "casi" porque conlleva una intención; unas ganas de hacer algo. Imagina las mismas frases y cambia "casi" por "no": no puedo, no llego, no empiezo, no logro, no , no. Eso sí que es chungo.

    Abrazos de lunes.

    ResponderEliminar
  10. A veces, no siempre, el casi es peor que la nada.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Por Dios que agonía! esa letrina de casos, aunque ante un precipicio y un traspiés es bueno decir eso de ¡por Dios casi me mato! jejeje
    Un beso para la semana

    ResponderEliminar
  12. El casi tiene dos caras, y en función de cual de ellas muestre puede resultar casi fustrante o casi de alivio.

    UN BESIKO ;-)

    ResponderEliminar
  13. Tantos "casis" acaban frustrando a la gente si ninguna vez un casi se convierte en un objetivo conseguido.

    Por fin deja blogger comentar. Ayer me fue imposible :(

    Bss.

    ResponderEliminar
  14. la peor de las frustraciones, el casi!!!

    ResponderEliminar
  15. El Casi es totalmente inservible!!!!

    ResponderEliminar