viernes, 8 de abril de 2011

Cuestión de fe.



Desde que casualmente Evaristo asistió a la emisión de un reportaje televisivo sobre las profecías del fin del mundo, su agnosticismo histórico está quedando últimamente en entredicho. Así raro es el día que no tiene algún compromiso de índole religioso, todo por supuesto dentro del baño de fe que se está dando para, según afirma muy convencido, ser uno de los primeros elegidos el día del juicio final en acceder al edén, no vaya a ser que luego acaben las puertas del cielo tan concurridas como los accesos a las tiendas de ropa el primer día de las rebajas y tenga que conformarse con el sitio que ya nadie quiera. Sin ir más lejos, los viernes por la mañana acude vestido como un auténtico musulmán, con su chilaba y babuchas,  a la pequeña mezquita que han montado en un piso de la calle La Meca. El sábado lo tiene reservado para acudir a la sinagoga que recientemente han inaugurado en un gran local en la zona más adinerada del pueblo, y para dicho evento, no duda en salir vestido con su kipá y su talit, Evaristo es así, si no va como Dios manda no está nada conforme. Continuando con sus compromisos religiosos, el domingo, como no podía ser de otra manera, acude hecho un pincel a la Iglesia principal del pueblo, participando todo lo activamente que le deja el párroco en el desarrollo de la misa.

En un principio parecía que se iba a conformar con las tres principales religiones monoteístas, hasta que una pareja de Testigos de Jehová pasaron por su casa, asegurándole sin ningún género de dudas que solamente ellos tenían la exclusiva divina para salvarse de la condena eterna. Evaristo, al que en un principio estos dos le parecieron la versión cutre de unos gángsters de la película “Los intocables de Elliot Ness” pensó, mejor escucharlos, no vaya a ser verdad que lleven razón. De esta manera ya tiene ocupada otra tarde más y ahora los jueves después de asistir al salón llamado “El Reino de los Cielos” se dedica junto a un señor mayor que está medio sordo a ir de casa en casa predicando todo lo contrario que le han enseñado, pues mientras su compañero sonríe forzosamente a las gentes mostrándoles un sin fin de folletos religiosos, él pone todo su empeño en intentar convencerles para que no se les ocurra hacerse Testigos de Jehová. A ver, si después de todo, le va a dar a todo cristo por imitarle en su brillante idea de hacerse de todas las religiones al mismo tiempo y acaban masificando el paraíso.


                                        acróbata

16 comentarios:

  1. Jo con Evaristo... que haga examen de conciencia y esté en paz consigo mismo que seguro que llegará al paraíso sin tener que pasar por toda esa sarta de inventos llamados "religiones" :)

    Bss.
    Hablando de religiones, leiste La Biblia de barro de Julia Navarro?

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, pobre Evaristo.

    Ama a los demás como a ti mismo, el amor es la base de toda religión, ni más ni menos, lo demás es relleno.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Que no sea por no haberlo probado todo!! Si le sirve para ser más feliz...
    Lo que es seguro es que tiene las ideas muy claras Evaristo.
    Salud.

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja Este Evaristo...Intocable es él. Genio del Paraíso!

    Saludos muchos, Tomás.

    Tu comentario, una belleza. Gracias.

    ResponderEliminar
  5. Jajaja, me encanta Evaristo, "testiga" de jehová no me voy a hacer pero soy su fan :D y que cumplidas las religiones, oyes, celebrando una cada día, no lo había pensado antes pero lo encuentro la mar de considerado, bien pensado te sacan de un apuro si estás aburrido el fin de semana. Es una lástima que los católicos no tengan disfraz y asistan a sus ceremonias "de civil" si es que son unos sosos :D
    Por cierto, si Evaristo quiere darle más relevancia a su papel los domingos puedo prestarle mi disfraz de monja perversa :P

    Un beso, acróbata, gracias por las risas

    ResponderEliminar
  6. Ay,mi Evaristo¡¡¡ si hasta le pongo rostro y todo.Pero que salaote que es¡¡¡
    Me acuerdo y me da la risa...je jeee
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta este tipo y lo que se le ha ocurrido hacer con los "Testigos". Es un genio del absurdo y el esperpento.
    Buenísima historia la que nos traes hoy.
    Un abrazo fortísimo, que te corte la respiración.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias a todos de parte de Evaristo...

    Por cierto Alma, ya me quieres vestir a Evaristo de manera sexi????,nada más y nada menos que de monja perversa!!!! por Dios, que sacrilegio...jajajajaja

    Abrazos amig@s

    ResponderEliminar
  9. Tu Evaristo es mundial: vale más estar a bien con todos, no vaya a ser...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Si permites, propongo a Evaristo que se convierta a " Dios" de su propia religión... con estas historias tiene para escribir, una Biblia un Corán y lo que le " exen".

    ¡ Ya veríamos dónde nos llevaría y el tipo de fieles que nos encontraríamos! Al menos, seguro que entre risas se oraría.

    Gracias por compartir dibujando risas , besikos!! ;-)

    ResponderEliminar
  11. Este Evaristo no deja de sorprenderme.
    Y bien pensado, al menos, su razón la tiene. ¿La mía?
    Dejemos que pase el tiempo y ya comentaré la nueva entrega en su día.

    ResponderEliminar
  12. Evaristo anhela sabiduría, como sea!
    ;)
    Un beso Tomi

    ResponderEliminar
  13. Este Evaristo es la monda, es el no va mas, que tío me tiene alucinada, jajaja
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Evaristo va a enloquecer.
    Solamente faltaba, ya no con una, con todas a la vez.
    Un beso para Evaristo y un abrazo para ti.
    Buen fin de semana Acrobatita.

    ResponderEliminar