martes, 1 de marzo de 2011


"Hay personas que tienen ángel en sus ojos
y desierto en la palabra,
éstas sorprenden apenas cinco minutos.
Por suerte también existen otras pocas
que sin abrir las puertas del cielo con su mirada
si que tienen duende en el alma,
éstas continúan causando impresión toda la vida"


                                                    acróbata

24 comentarios:

  1. Tomás, letras con profunda reflexión.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Infelizmente conozco muchas de las primeras y muy pocas de las segundas...

    Besos,Vega Pasión.

    ResponderEliminar
  3. Y eso se siente y permanece, me ha gustado mucho la reflexión

    Besos Tomás

    ResponderEliminar
  4. ... Que Bella entrada y cuanta verdad...

    Una hermosa reflexión

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola Acróbata!
    Agradezco enormemente tu visita a mi espacio y descubro contigo una bella interpretación del impulso que muchas veces nos guía con más certeza que nuestros mecánicos pasos corrompidos en ocasiones por la dentellada de la costumbre.
    Es cierto lo que afirmas. Esa simbiótica emoción cuando descubrimos el núcleo vivio de otra persona que tal vez acabemos de conocer... Si es que el fulgor del ser humano sigue siendo un precioso enigma. Gracias por tu soplo intenso.

    Un abrazo indomable.

    ResponderEliminar
  6. Hay q saber leer muy bien al otro para reconocer q dice su mirada...tal vez sea mucho mas sincera q sus palabras, besobeso

    ResponderEliminar
  7. Duende en el alma...
    Que envidia.
    Yo tengo muerto en el alma.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. A mí me dicen que soy muy seco. No sé si cuenta.

    ResponderEliminar
  9. Pues yo tengo duende en el alma y en los ojos; para que te voy a mentir si luego todo se sabe.

    Besitos de lunes, aunque sea martes.

    ResponderEliminar
  10. Me gusta lo que has escrito,cuanta verdad¡¡¡
    saludos.

    ResponderEliminar
  11. Cuando no se conoce la mirada, como en este caso que no he visto tus ojos, se siente el alma en las palabras. Y ellas quedan, se apropian de un lugarcito en mi alma. Que bueno que existan tus palabras amigo.

    Saludos enormes. Tomás.

    ResponderEliminar
  12. Desde luego, para quedarse con el duende en el alma... wow! de esas hay poquitas y hay que guardarlas como joyas...
    Besos abisales

    ResponderEliminar
  13. Yo elijo ser de las segundas... A ver si lo consigo en algún momento de mi vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Yo creo que los ojos son el espejo del alma. Estos pueden tener una forma bella, almendrados, grandes, con largas pestañas, pero la verdadera personalidad de unos ojos está en la intensidad de la mirada.

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias a todos por dejarme vuestros comentarios....Me permitis una pequeña broma????

    "Si la cara es el espejo del alma".....más de uno tiene el alma llena de pelos...jajajajjaj

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  16. Un excelente pensamiento amigo Tomás. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Sabes Tomás, son precisamente esas personitas con duendes en el alma, las que nos hacen seguir cuando encontramos tanta falsedad en las palabras, y las llevamos muy dentro como preciado tesoro que nos regala la vida.

    Abrazos de siempre, amigo.

    ResponderEliminar
  18. Tomi, cuanto hace que no leia algo que me llegue tanto y me parezca tan perfectamente agradable , es hermoso !
    Alta entrada la tuya ! te pasaste mi vidaaa !
    Me encantooo , trabajemos para que el duende no se nos escape y quiera morar en nuestra alma :)
    Un beso
    :)

    ResponderEliminar
  19. Las apariencias, engañan. Hay que mirar dentro para encontrar o no encontrar a la persona.

    Bss.

    ResponderEliminar
  20. Hay quien conoce y practica el arte de mirar con los ojos cerrados e interpretar los silencios.
    Linda tu reflexión amigo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Quién tiene duende en el alma,no necesitará palabras ni miradas para tatuar la nuestra. Me gustó tu acrobática entrada. Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Para los verdaderos ángeles, no existen diferencias entre los seres
    Ni buenos ni malos , solo entienden del entendimiento
    por eso como bien dices siempre dejan huella.


    un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Si, son eternos... no necesitan pedestal para hacerse notar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Hay personas que causan impresión con pocas palabras y las hay que con textos inacabables no dicen nada.

    ResponderEliminar