viernes, 11 de febrero de 2011


“No hay peor sordera
que aquella que todo lo oye
y nada escucha”


                                                                acróbata

15 comentarios:

  1. Y la cantidad de sordos de esos que existen por el mundo, la faena es que aún no se ha encontrado cura....

    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Por aquí se dice: "No hay más sordo, que quien no quiere escuchar". Muy ciertas ambas. Sí.

    Bss.

    ResponderEliminar
  3. Ahi le has dao...a los sordos de conveniencia. Pero como Teruel los sordos también existen.

    Saludos sonoros y ruidosos.

    ResponderEliminar
  4. Que diran los otros para q alguien se impisibilite en escuchar, este no estara preparado, sera un necio???...si hay sordos y ciegos tambien jeje besitos

    ResponderEliminar
  5. Y la cosa empeora cuando además de no escuchar, tampoco oyen...eso si, no veas cómo hablan...

    La fotografía de arriba, qué curioso, veo la cara de un ratón, ultimamente leo mucho sobre percepción y debe estar afectándome!

    Y gracias por tu visita, el comentario muy cierto.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Además de verdad. Estoy de acuerdo.
    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  7. ¿Cómoooooo.....?, podéis decirlo más fuerte....jajajaj, es broma, muchas gracias por pasaros por aquí.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Anda ya tienes 101 como los dalmatas, y la familia sigue creciendo. Pues de eso voy a sacar mi post de dalmatas con muchas manchitas por todo el cuerpo y un arte andalu´ que no se pue aguanta´´

    Tienes perro?? Nooo, yo creo que no. Si no ya le hubieras sacado en algun video por aqui en vez del Fito...

    Besiños.

    ResponderEliminar
  9. Ja,ja,ja...pues a ver si le enseñas al gatito a hacer cosas de perros...y no me refiero a levantar la patita en los arboles. A las 00:00 te descubro el secreto.

    Muaks!!

    ResponderEliminar
  10. Tarde, pero llego. Me quedé sin Internet!!!
    Bueno, que a veces la necedad escucha muy bien...

    Saludos enormes, Tomás.

    ResponderEliminar
  11. Si tapamos nuestros oídos sólo escucharemos nuestro propio ruido... y eso es muy triste.
    Un abrazo

    ResponderEliminar