martes, 4 de enero de 2011

Paisaje Urbano.


Este comienzo de invierno el paisaje urbano de las calles de mi pueblo ha cambiado drásticamente en apenas unas horas, ha surgido una especie nueva de mobiliario itinerante que parado a la puerta de los bares despide una delgada columna vertical de humo azulado mientras apura el café tomado en vasito de plástico, son muchos los que no tienen ni idea que utilidad tienen, dándole vueltas a la cabeza creo que tal vez sirven para llenar las consultas de urgencias tras unas cuantas mañanas heladas con un nuevo tipo de enfermedad llamada enfriamiento del acorralado. Ahora da verdadero gusto pasear por las aceras de las calles completamente alfombradas de ceniza, colillas, servilletas de papel y algún que otro vasito de más mientras las escasas papeleras sitias a las puertas de los establecimientos trabajan a destajo, los ceniceros de las mesas de las cafeterías han dejado de tener sentido y las barras de los bares se han convertido en yermos desiertos donde ya no hace falta hacer uso de los codos para procurarse un hueco entre sonrisas forzadas y algún que otro atropello verbal. Por último solo dejar constancia que el entretenimiento habitual de levantamiento de vidrio en barra fija ha dejado de golpe de ser el deporte nacional, ahora tendrá que ser sustituido por una nueva manera de mantenerse en forma que posiblemente será inaugurada con bastante más mala leche de la acostumbrada. Ante esto solo me queda dar las gracias de corazón a todos los legisladores que cada nuevo día complican todo lo que pueden la vida a los que se matan poco a poco con el cigarrillo y aunque parezca mentira también a los que hemos decidido ir matándonos de otra manera más económica.


                                                                                           acróbata


4 comentarios:

  1. Hola Tomás. Creo que aquí los vasitos de los legisladores estan llenos de hipocresía...
    Si algún día los llenaran con cordura otra sería mi Argentina.
    Como verás me he apropiado de tu texto !

    Saludos enormes desde mi Salta y buen día.

    ResponderEliminar
  2. Por desgracia para algunos y por suerte para otros el mobiliario urbano no solo ha cambiado en tu pueblo,pero con ese cambio se ha perdido una de las costumbres mas españolas que tenemos... lo del levantamiento de vidrio en la barra fija;aunque hemos ganado el lanzamiento en longitud de colillas.
    Bueno en parte tendra su parte buena...un puesto de trabajo mas en la calle para limpiarla.

    Un saludo Vega Pasión

    ResponderEliminar
  3. Jajajja... buenoooo... a ver como van estos cambios!! darán mucho que hablar seguro!
    Pero esperemos que con sonrisa ;D
    Besos abisales

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu reflexión, llena de humor. ¿Cuál será el siguiente paso en la cacería del fumador?

    Un abrazo

    ResponderEliminar