domingo, 9 de enero de 2011

La sonrisa vertical


Ya sabes que mis besos
son soldaditos de cera
del ejército rojo de pasión
desfilando cada mañana
por los campos abiertos
de tu ardiente piel desnuda

Y que mi boca
es un fusil de versos
buscando entre las nubes
de tus ojos castaños
el blanco perfecto
de la diana de tus dudas.

Ya sabes que mis alientos
son rocíos de fuego
caídos desde el mismo sol
derramándose al alba
por las húmedas laderas
del tiritar de tu carne curva.

Y que mis labios
son fósforos de seda
prendiendo entre las líneas
de cada una de las notas
recitadas por el latido hondo
de tus gemidos de luna.

Ya sabes que mis deseos
son regueros de espuma
robados al mar de suspiros
que cada nueva madrugada
naufragan en la vertical
del umbral de tu sonrisa muda.


                                                                                 acróbata


14 comentarios:

  1. que bellisimo poema, es un placer leer tus bellos poemas, esta asturiana te da las gracias y te manda un besin.

    ResponderEliminar
  2. Hola Tomás ,
    Romántico y dulce poema de amor. Hermoso ese sentir que demuestras siempre tan apasionado, !genial¡¡.

    Enhorabuena.

    Un abrazo.

    Aloe.

    ResponderEliminar
  3. Muy sugerente el título, casi tatno como el propio poema, bellísimo, por cierto.

    Bss.

    ResponderEliminar
  4. Wowww! para enrolarse en este ejército...¡qué bonito!
    Besos abisales

    ResponderEliminar
  5. Así tenían que ser todos los ejércitos...

    Precioso poema Acróbata.
    Un fortísimo abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Cada verso desde la pasión, provoca ternura. Vives un bello amor Tomás. Es un precioso poema.

    Saludos muchos.

    ResponderEliminar
  7. He creido quedarme sin palabras al leer tu poema, exhausta de tanto amor.

    Un muy bonito poema apasionado.

    Un fuerte abrazo.
    Kiya.

    ResponderEliminar
  8. Anda que tú tampoco te quedas corto en esto de sacar toda la pasión que llevas dentro.

    Maravillosos versos llenos de erotísmo.

    Gracias por tus visitas a nuestro Olimpo.

    Saludos desde el Olimpo de los sueños.

    ResponderEliminar
  9. Mis respetos. Que pedazo de poema. Me encanto cada verso.

    Un abrazo.

    Buen inicio de semana.

    ResponderEliminar
  10. Como siempre Tomás... unos versos tan llenos de tu esencia, conjugados con los latidos de un amor tan especial como el que vivis.
    Bellísimo poema, desde la primera a la última palabra.

    Un gran abrazo.

    PD. No te ralles mucho con el regalo de ése paquete, porque entonces tendrías que usar la llave inglesa para ajustar la tuerca dorada en la cabeza de la hoja de la enciclopedia, que seguramente...podría ser la tuya, jeje.

    ResponderEliminar
  11. Después de leer este poema, me dejo sumir en la verticalidad de ese abismo de ternura y belleza en la esperanza de que, mañana al despertar, te seguiré encontrando con la misma o más fuerza. Un abrazo acrobático y trinitario.

    ResponderEliminar
  12. bueno como estas de inspirao amigo , que gran poema a la altura de ese gran amor que te ensalza, tus armas me gustan tanto como tu poesia, un fuerte abrazo amigo

    ResponderEliminar
  13. Pero que bueno haber seguido tus pasos desde mi blog! Suerte la mía! Voy a confesar algo: Lo que siempre he reclamado a mis parejas es EL BESO. Existe algo más placentero y pasional que besar a la persona que te hace vibrar como una cuerda de una guitarra???? Tomás, me inclino ante tu poema, es sencillamente fenomenal! Si me permites me sumarè a tu aventura! UN BESO (jajaja) enorme!

    ResponderEliminar
  14. Yo quiero un saldaditos de esos , sobre mi cama o donde sea :P
    Un beso.

    me das permiso a seguirte?

    :) Gitana ♥

    ResponderEliminar