miércoles, 5 de enero de 2011

¿Cómo llegar?




¿Cómo llegar a comprenderlo?


Que todo y nada son tan sólo
los dos extremos de la misma cuerda,
que esa cuerda
igual sirve para amarrarnos
como para ayudarnos
a escalar muros,
que los muros están hechos
para ser de una vez derribados
y los derribos para nunca más
volver a ser levantados.


Que la verdad y la mentira
son muchas veces
prácticamente lo mismo
desde dos puntos de vista distintos,
que distinto no significa
menos o más, ni bueno ni malo,
ni mejor o peor, solo diferente,
que diferente podría ser todo
si en vez de mostrarnos los puños
nos diésemos las manos.


Que el silencio y la palabra
tienden a entenderse
a pesar de no permanecer juntos,
que estar juntos
no significa revueltos
aunque en ocasiones se confunda,
que todas las confusiones
se pueden arreglar hablando,
dejándose el orgullo
guardado a buen recaudo.


Que la fortuna y la mala suerte
obedecen a incomprensibles leyes,
que las distintas leyes
nunca deberían usarse
para el triste beneficio
de unos pocos privilegiados,
que la palabra privilegio
es un término desafortunado
pues trae ya implícita
una situación injusta.


Que tarde o temprano
a veces depende más de aunar voluntades
que de fracciones de tiempo,
y tiempo es casi seguro
de lo más solicitado
a pesar de ser sin duda
un factor inagotable e insobornable,
que insobornable tendría que ser el hecho
de erradicar todas las barbaridades
que por desgracia hoy nos rodean.


¿Cómo llegar a comprenderlo?


 

acróbata

13 comentarios:

  1. Es casi imposible llegar a comprender como dos palavras que estan ligadas entre si sean a la misma vez dos polos opuestos...pero en la irealidad de la vida las cosas funcionan asi...

    Felicidades una vez mas por tus poenas..

    Un saludo Vega Pasión.

    ResponderEliminar
  2. Pues llegaremos a comprenderlo analizando y pensando lo que has escrito en tu poema. Relativizando casi todo y dándole la importancia a las cosas verdaderamente trascendentes y disfrutando, en lo posible, de las demás.
    No dañar y que no te dañen.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Fabuloso tu poema, que incita a la reflexion de que somos, como actuamos, que pensamos...

    El como llegar a comprender no lo se.. pero si que deberiamos comprender.

    Beso Amigo.
    Kiya

    ResponderEliminar
  4. Es difícil muchas veces comprender "...los dos extremos de la misma cuerda...".
    Que no sea demasiado tarde cuando legue la comprensión...

    Una mañana para pensar con tus letras Tomás.

    Saludos muchos.

    ResponderEliminar
  5. Es un bonito tema de reflexión... Y como díce Luna, ojalá que cuando lo comprendamos no sea demasiado tarde.
    Han sido unos versos para pensar.
    Un beso, sin acrobacias, que ayer estuve de compras todo el día y no tengo el cuerpo para esas cosas.

    ResponderEliminar
  6. Tienes toda la razón: todos esos contrarios son extremos de la misma cuerda. Gracias por tu momento de poesía-reflexión.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Dos extremos de la misma cuerda, cómo llegar a comprender, cuándo vamos a comprender que todos nos dirigimos al mismo destino y al final solo quedará en el camino el amor o el dulce recuerdo que seamos capaces de dejar...
    Cómo lograr entender que miles palabras se pueden esconder en el silencio pero los sentimientos hablan.

    Hermosas letras Tomás, muy hermosas, para hacernos pensar a todos.

    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  8. Buenos días Tomás y Feliz día de Reyes.

    Supongo que la única forma de comprender algo tan incomprensible es buscar tú propio significado y elegir con qué parte de la dualidad te quedas.

    Siempre hermosas tus letras y hermoso el significado, me gusta mucho eso de ti, no eliges cualquier tema para escribir, sino que tus entradas están cargadas de interesantes reflexiones.

    Saludos desde el Olimpo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Tomás.

    Hermoso tu poema y dual tu interrogante. Es bueno calibrar todos los extremos, tal vez los comienzos , ya sabes que las distancias a veces es un punto.
    Sea como fuere un buen poema para meditar.
    Un abrazo.

    Aloe.

    ResponderEliminar
  10. Pues un yin-yan con el que tenemos que aprender a vivir...:D
    Besos abisales

    ResponderEliminar
  11. vaya toalla amigo mio , hechaba de menos tu maestria para la reflexion y para obligarnos con tus letras a ese bello arte , como llegar a comprenderlo si hacemos todo mas dificil de lo que realmente es , somos una contradiccion amigo y en aumento, te deseo un feliz año donde cumplas parte de tus sueños, te seguire porque tu escritura me llega, un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  12. hermoso poema unas letras llenas de realidad,
    gracias por tu visita y muy feliz año taliá.

    ResponderEliminar
  13. Hola Tomás!!

    Los extremos nunca son buenos,somos tan increiblemente complicados,que a todo le queremos dar la vuelta,mirarlo del revés y del derecho,para acabar en el mismo punto de partida muchas veces.

    Deberiamos de darnos cuenta que todos vamos en el mismo barco y nos tenemos que ayudar si queremos llegar a buen puerto;sobre todo dialogar,comprender el punto de vista del otro y respeto,mucho respeto.

    Increible como escribes y como has enlazado cada frase,mi enhorabuena!!

    Pero sobre todo,gracias por el mensaje y la reflexión.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar