martes, 7 de diciembre de 2010

Un trato.


¡Hagamos un trato!

Un trato entre tú y yo
sin trampa ni cartón,
sin gato ni ratón.
Un trato de una vez,
sin viejos equívocos
ni resentimientos tapados.

Un trato de verdad,
de amigos muy queridos,
para los recuerdos del ayer
y los olvidos del mañana,
para los silencios que nos hablan
y las palabras que no callan.

¡Hagamos un trato!

Un trato para ti y para mí
sin sangre ni saliva,
sin pétalos ni espinas.
Un trato de una pieza,
sin nuevas confusiones
ni calladas intenciones.

Un trato de adultos,
de amistad reposada y sincera,
para las miradas lejanas
y las poesías cercanas,
para la letra que nos brota
y el folio en blanco que nos reta.

¡Hagamos tú y yo un trato!

Uno para ti y para mí.
Para hoy y para mañana,
para siempre...


acróbata

8 comentarios:

  1. Quisiera hacer un trato asi, tener esta fluidez y adultes para lograrlo, muy bueno me encanto, besitos

    ResponderEliminar
  2. "Sin pétalos ni espinas..." Esa imagen me parece la de un trato de vida...

    Saludos amigo. Buen día.

    ResponderEliminar
  3. Es un buen trato.

    Felicitaciones por este poema, maravilloso en todos sus versos, pero me guardo en mi corazoncito:
    "para las miradas lejanas
    y las poesías cercanas",

    Un gran abrazo, Kiya.

    ResponderEliminar
  4. Yo lo hago, a corazón abierto, con mis poesías y tus poesías, con la plabra dada por la confianza conocida, como eres y como soy, yo lo hago.
    Dónde quieres que te firme?


    Abrazotes de siempre, amigo querido

    ResponderEliminar
  5. Me apunto. Ya me apunté cuando me hice tu seguidor.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Es un gran trato...
    Creo que le ganaste el reto al folio en blanco.
    Conseguiste ganarle, con cada una de tus letras sinceras, sin trampa ni cartón.
    Un poemazo Tomás, pero ya nos tienes acostumbrados.
    Un abrazo de ésta amiga andaluza.

    ResponderEliminar
  7. El trato es un lazo de profundo cariño, que no se rompe así nomás, como tu poesía nos une aunque no filosofemos, buenísimo mi hermano del alma.
    Un beso gigante

    ResponderEliminar
  8. No hay mejor trato que ése, suscribo la propuesta, sobre todo si es tan sincera y poética.

    Y otro beso...

    ResponderEliminar