miércoles, 22 de diciembre de 2010

LAS DIEZ PRINCIPALES PREDICCIONES PARA 2011.



1.   El recién estrenado año comenzará exactamente el uno de enero a las cero horas y cero minutos, tendrá una duración de trescientos sesenta y cinco días o lo qué es lo mismo un montanazo de horas, minutos y segundos que duraran un suspiro.

2.   Las grandes cantidades de dinero y poder continuarán acumulándose en unas pocas manos y el resto de la humanidad seguirá pasándolas canutas para subsistir, unos más que otros, eso si, cada vez más parejos en eso de la escasez.

3.   Los mentirosos no dejaran de decir mentiras y los pocos que se atrevan a expresar alguna verdad serán silenciados no vaya a ser que se cree un mal precedente y se vaya de las manos el Imperio de la mentira institucionalizada.

4.   Las guerras seguirán produciéndose a lo largo y ancho del mundo, especialmente en los países más pobres, por supuesto no les faltarán armamentos suministrados por los países más ricos para que continúen matándose a gusto y sin límite.

5.   La crisis económica se acentuará en los más pobres que tendrán que soportar toda una batería de nuevas leyes cada vez más restrictivas mientras que los más ricos continuaran sentados en sus despachos especulando con la sangre del pueblo llano.

6.   El mal llamado cambio climático, pues el clima está continuamente cambiando y deberíamos llamar a las cosas por su nombre, el asesinato premeditado y sistemático del planeta Tierra (nuestro único hogar posible) continuará empeorando.

7.   La gente seguirá naciendo a puñados para morir a puñados algo más pequeños, esa mala costumbre con la que venimos al mundo, claro que no es lo mismo vivir muriendo cada día que morir después de haber vivido toda una vida llena de todo.

8.   La prostitución dejará al fin de existir, ¡Ja!, que te lo has creído, continuará siendo uno de los mayores negocios ilícitos y rentables al que nadie se atreve nunca meter mano y nada de legalizarlo o al menos intentar acabar con la esclavitud sexual.

9.   Las drogas seguirán con la absurda e interesada división de legales e ilegales, las primeras aunque maten igual o acaso más aún, según el hábito y la predisposición natural del drogata, estarán admitidas socialmente, las segundas no dejan impuestos.

10.   El año acabará exactamente el treinta y uno de diciembre a las veintitrés horas y cincuenta y nueve minutos, dando paso sin más dilación posible al siguiente año en el calendario, eso si, por motivos aún incontrolables unos lo celebrarán antes que otros.





acróbata



P.d: Y todo esto sin montar un consultorio de tarot, quiromancia y mil artes adivinatorias que tan buenos resultados económicos dan. Qué gran manera esa de vivir, estafando al personal bajo la llamada tasa de…”La Voluntad”

12 comentarios:

  1. jajajajajaja pues que paquete que he comprado jajajaj

    ResponderEliminar
  2. Ya veo que te lo has currado, tío. Y aún te ha faltado alguna cosilla pero mejor que no entremos en política tal y como está el decálogo, no sea que tengamos que agregar algunos mandamientos más.
    Lo de que nos seguirán dando hostias por todos lados ¿va dentro de alguno de los puntos?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Buenas noches Tomás, que la voluntad es grande para este mundo...Así que...allá vamos 2011!!

    Saludos enormes.

    ResponderEliminar
  4. Una predicción demasiado real, que a más de uno nos gustaria que fuera todo lo contrario, te ánimo a que realices "Las 10 ilusiones para el 2011".

    Un fuerte abrazo, Kiya.

    ResponderEliminar
  5. Demoledor!!! Diez puntos para decir diez grandes verdades que claman al cielo. Se pueden seguir añadiendo verdades y puntos a esa lista con el riesgo de que se dispare hasta el infinito.

    Bss.

    ResponderEliminar
  6. Buena idea la de Kiya, porque al leer ese decalogo tan crudo y real que nos has mostrado, nos hace falta alguna ilusión.
    Mis mejores deseos para ti.

    ResponderEliminar
  7. Joder Tomás, y yo que ando enfrascada en dejar el cigarro, para alargarme la vida y poder ver hecha realidades las utopías, pero....VOY A SER SILENCIADAAAAAA, ayssssssssssssss.

    Eres increíble...

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Desgraciadamente creo que tus predicciones sí se cumplirán .... cachisssss
    Bueno venga añado una: ¡vamos a intentar seguir sonriendo todos los días! ;D
    Besos abisales

    ResponderEliminar
  9. Muy realistas tus predicciones pero, ¿dejamos algo para el esperanza? venga aunque sólo sea un poquito.

    Saludos desde el Olimpo

    ResponderEliminar
  10. Por desgracia, tienes toda la razón del mundo. Pero creo que hay también un puñado de razones para la esperanza, entre ellas la poesía y tu poesía.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Bueno Tomás, pues aunque no lo has dicho algunos amigos tenemos el vicio de mandar besos y abrazos en estos días, también el resto de las horas y minutos de ese larguicorto año, pero en estas últimas horas ,no sé porque razón se incremenetan los deseos de buena intencioses hacia las personas que apreciamos y para sus seres queridos, así que de esta guisa y sin peinar... un fuerte abrazo y que todos tus anhelos se cumplan, ya sabes, no pedir imposibles.

    Felicidad y salud para ti y todos los tuyos. <un fuerte abrazo,amigo

    Begoña,aloe.

    ResponderEliminar
  12. Excelente Tomás! Lograste una reflexión tan lúcida que mete escalofríos! Talento puro el tuyo amigo! Te dejo un abrazo enorme!

    ResponderEliminar