martes, 28 de diciembre de 2010


“En esta vida el dinero nunca debería ser un fin
cuando en realidad tan solo es un medio”


                                                                       acróbata

12 comentarios:

  1. a más de cuatro, deberían tatuarle tu frase en la frente.
    feliz 2011 !
    abrazos

    ResponderEliminar
  2. Si todos fuéramos coherentes con el contenido de ese aforismo, otro gallo nos cantaría...

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Buena frase. Ahora ya no es ni fin ni medio, ahora parece que sea el motivo de todo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. esta asturiana te da las gracias por compartir tan buenisima frase, un besin muy muy grande.

    ResponderEliminar
  5. Lastima que no todo el mundo lo comprenda...
    Besos abisales

    ResponderEliminar
  6. Muy buena, pero muy buena, y justo para las navidades en que todos parecen hormigas locas comprando, para ser más dependientes de los bancos, para dejarse absorver el cerebro por el consumismo.
    En fin, mejor te dejo un abrazo que no cuesta nada y es maravilloso.

    Amigo mío

    ResponderEliminar
  7. Y si Tomás, muy acertada la frase. Sería bueno que la tengamos presente, siempre.


    Enormes saludos

    ResponderEliminar
  8. Ese es el problema.
    Gran problema.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Muy buena frase.Asi nos va, algunos se aplican esta frase al reves: El dinero es el fin, y no importan los medios.

    Abrazote para ti y tu maravillosa family.

    PD. Me ha encantado tu comentario, mas que nada porque no me pare a pensar lo de vivir 100 añs. jajaja... No creo ni que llegue a los 70. Pero si por casualidad me entero donde esta la fuente de la divina juventud..ya te aviso.

    Jajaja..lo que me he reido al leer tu comentario.. hasta mi niña se le ha contagiado la risa... Muy buena tu observación.
    Eres genial, Tomas.

    ResponderEliminar
  10. Como recién llegada a este tu rincon, he decidido seguir tu consejo y no parar en la ultima pagina.
    Asi, he ido al historial de entradas y, viéndolo tan extenso, he cerrado los ojos y he clickado en una linea al azar, luego he vuelto clickar y aquí estoy.
    De momento te dejo un abrazo y te conformas con eso, que tengo mucho por leer en este tu libro.
    Gracias por aparecer por mi casa e indicarme el camino a la tuya.

    Marta.

    PD: A veces, solo a veces el ser un poquito malo le da un poco de sal a la vida, ¿no crees? ;-)

    ResponderEliminar
  11. Lo creo, lo creo...

    Bienvenida soñadora, por cierto, me conformo con tu abrazo, y tú te vas a tener que apañar con un beso virtual que desde aquí mismo ahora te mando.

    ResponderEliminar