viernes, 31 de diciembre de 2010



Comienza la cuenta atrás en horas, minutos y segundos, otro año convertido en ceniza en la hoguera del tiempo y a la vuelta de la esquina tras doce celebradas campanadas acompañadas cada una con su correspondiente uva y tras la atragantera pertinente un sin fin de besos, abrazos y brindis, nueva madera para consumir en los próximos doce meses llenos de sueños renovados.

Dos mil diez ha sido para muchos un año atípico, para otros supongo que no, en el que muchas máscaras han caído de una sola vez sorprendiendo a propios y extraños, demasiados pilares básicos están comenzando a flaquear sin apenas poner los afectados resistencias, no sé, pienso que no por mucho tiempo más se puede continuar anestesiado, lo que hace ya bastante fueron conquistas sociales que resultaron muy difíciles de lograr por nuestros mayores están siendo arrebatadas en un espacio de tiempo realmente reducido. Dos mil diez ha sido un año en lo personal cargado de cambios inesperados y no concluyentes que por lo menos en este comienzo del nuevo año tampoco van a ser del todo clarificados. Para finalizar tan solo pediría al dos mil once Paz, tanto en lo personal como en el más amplio sentido de la palabra, tanto a nivel social, político, económico como mundial, personalmente pienso que sin ella es imposible hacer uso de la libertad, y no olvidemos que tal vez cuanto más se habla de unos valores es que más en peligro están o más añoramos su presencia.

                             ¡¡¡Feliz Año 2011!!!


Tomás.

6 comentarios:

  1. Esperemos que la paz que pides nos sea concedida y éste nuevo año renovemos nuestras conciencias y podamos dar salida a la verdadera razón de la vida.
    Feliz año Tomás, que lo disfruteis todos juntos, entre las uvas de la ¿suerte?... en todo caso ése es el propósito.
    Que entre con renovadas ilusiones y que las esperadas promesas se cumplan.
    Un abrazo par ti y toda tu familia.
    ¡Hasta el año que viene!

    ResponderEliminar
  2. Que vivamos un 2011 lleno de Paz en lo mas amplio de su palabra.

    Desearte a ti y a toda tu familia una estupenda Nochevieja.
    Esperando que si hay atragantamiento de alguna uva.. que desatasque rapido para evitar males mayores. jejejej.

    Muchos besos navideños.

    ResponderEliminar
  3. Tomás...que bueno fue conocer tu blog y a vos.
    Que tengas un bonito fin de año,y un 2011 maravilloso...

    ResponderEliminar
  4. Seria perfecto poder alcanzar ese sueño.
    Gracias por visitar mi blog y te deseo lo mejor para este 2011.

    Un besico

    ResponderEliminar
  5. Feliz 2011 y paz para todos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Primer día de año nuevo, mis deseos de esa paz que tanto anhelamos, amor y libertad.

    Un fuerte abrazo, Tomás

    ResponderEliminar